jueves, 18 de octubre de 2007

Tango (Carlos Saura)



Milonga



Tango del atardecer



La cumparsita



Tango Larroca

5 comentarios:

harry-o dijo...

Hola.
Las letras de los tangos encierran toda una filosofía de vida. Te muestran de una manera poética- la del arrabal y la del señorito- que todos nadamos en el fango y los que consiguen salir de esas aguas lo hacen a un alto precio... pero que diantres, vivir es lo que cuenta.
Mi tango favorito es: "Por una cabeza", compuesto por Le Pera y el mismísimo Gardel.
Un saludo.

Milagros Sánchez dijo...

¡Cuántos recuerdos me traen los tangos! Porque precisamente crecí escuchando a Carlos Garden o Carlos Acuña y no recuerdo otros nombres, cuyos discos ponía mi padre en aquel tocadiscos de antaño cuando estábamos de vacaciones o los domingos en la noche después de los resultados de las quinielas (por esa época yo vivía en León). Mis abuelos paternos formaron parte de aquella diáspora de españolitos de postguerra buscando un futuro mejor en Argentina y gracias a su esfuerzo lo lograron.
Un abrazo!!

Alfredo dijo...

HARRY: No cononozco el tango que mencionas, pero estoy de acuerdo contigo en que las letras de los tangos son como fragmentos arrancados a la vida, a callejones y antros llenos de humo, de mensaje en general pesimista, y efectivamente, estar vivo es mejor que no estarlo.

Un saludo!

MILAGROS: Yo no crecí escuchando tangos, no tuve esa suerte, pero cada vez que escucho uno, aunque sea por vez primera, tengo la sensación de que ha estado siempre ahí, casi como una sombra esperando a salir a la luz para compartir conmigo un sinfin de sensaciones. Es una de las muchas cosas por las que me gustaría conocer ese país.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Tango
De: Carlos Saura

Tango?.... Un homenaje a la música de Buenos Aires, al drama, a la nostalgia...a la profunda tristeza (aunque la verdad los porteños no son tan tangueros …viste!). En mi caso, hablar del tango es hablar de mi mismo, de mis frustraciones pasionales, del romance, de la perdida, el desarraigo, el abandono, del amor universal sin género, del puto amor; y ahora reflejadas por fin sobre un filme.

En la película el tango brilla de manera electrizante, el baile, la danza, es toda una galería fotográfica; con tal suerte que el sonido brutal del bandoneón retumba al unísono con el corazón del espectador. Es muy apropiada la aclaración que esta película no es recomendable para cualquiera. No voy a decir porqué. Solo se me viene a la mente los versos de Benedetti: “lo cierto es que hoy en día pocos quieren ser tango, la natural tendencia es a ser rumba o mambo o chachachá...”.

En determinado punto de la cinta y pese a hacer una intromisión a los abusos de la Dictadura Militar del 76, no es en sí la intención del director (tributar un segundo de silencio a las victimas y a la sociedad argentina)...o tal vez reflejar la migración italiana base de la rica cultura argenta. No. No es el telón de trasfondo.

El fin último es la pasión.

Espero no haber antepuesto mis gustos particulares a la hora de ser objetivo (es muy aburrido ser objetivo), pero si fue así...ya está. Desde la primera vez que la vi...hasta la última (ya van tres) la cinta sigue diciéndome lo mismo. "Si vas a hacer algo sin pasión, mejor no lo hagás".

Amen

Por: yorugua

Alfredo dijo...

YORUGUA: Gracias por el comentario tan apasionado. Yo soy un amante del tango y estoy de acuerdo en que si algo lo define es la pasión. sin duda, uno de los bailes que necesitan de una pasión intensa.

Y esas letras..., son fantásticas y creo que Carlos Saura ha captado todo eso muy bien.

Un saludo!!