lunes, 29 de octubre de 2007

Cassandra´s Dream (El Sueño de Casandra, Woody Allen, 2007)

"Es simplemente la historia de dos hermanos atrapados, por culpa de sus ambiciones, en una situación trágica."

Así definió el propio Woody Allen a esta película durante su proyección en el pasado Festival de Venecia. Ciertamente eso es lo que nos pretende contar, una historia de personas atrapadas por su ambición, que quieren dejar atrás unas vidas grises, dejar de ser don nadies y triunfar, ganar dinero. Los protagonistas son los hermanos Ian (Ewan McGregor) y Terry (Colin Farrell), quienes compran un pequeño velero al que dan el nombre de Cassandra´s Dream (nombre de un galgo que resultó ganador inesperado de una carrera, lo que dio un buen dinero a Terry), con el que salir a navegar y recordar los tiempos de su infancia en su Irlanda natal.

Terry es un ludópata con problemas de deudas, mientras su hermano busca dinero para invertir en el campo inmobiliario en California, lugar al que se quiere marchar con su chica, la irresistible y ambiciosa Angela (Hayley Atwell). La solución a sus problemas la ven en su tío Howard (Tom Wilkinson), propietario de varias clínicas de estética, y como buen experto en ese campo, debajo de su apariencia oculta cierto secreto que necesita protección.

El caso es que nos encontramos con otro de esos ejemplos que nos demuestran que el talento del, por otra parte, genial, Woody Allen, es un edificio en pleno derribo, con un guión sin sorpresa alguna (tenemos la impresión de que eso ya lo hemos visto antes y contado con mucho más vigor), con una moralina a ratos francamente insoportable, una dirección simplemente correcta, y unos actores que, a pesar de algunos chispazos, están en cortocircuito permanente.

Salvaríamos la escena del asesinato, en la que si consigue que tengamos algún pequeño momento de tensión, y que está resuelta con bastante elegancia y, por encima de todo, una fantástica banda sonora que firma Philip Glass, que es lo único que consigue sacar del sopor al espectador que ya sólo está esperando a que se enciendan las luces de la sala para poder salir de allí.

En la mitología griega, Casandra, hija de los reyes de Troya, y cuyo nombre en griego significa "la que enreda a los hombres", consiguió que Apolo, a cambio de sexo, le concediera el don de la profecía. Sin embargo, cuando consiguió tener ese don, no cumplió con su parte del trato, lo que enfureció al dios hasta el punto de enviarle una maldición: mantendría el don pero ningún humano creería nunca sus vaticinios. Tal fue así que a pesar de anunciar la caída de Troya, nadie la creyó.

Y eso nos pasa a los espectadores, que no podemos creernos lo que estamos viendo, una tragedia contemporánea en la que los elementos que le darían fuerza, se quedan diluidos, perdidos en un oceáno de intrascendencia del que ni siquiera podemos rescatar algún diálogo brillante, inteligente, de esos a los que nos tiene acostumbrado Allen, perdido el rumbo de forma trágica sólo queda el naufragio.
"La vida es una experiencia trágica. Hay momentos cómicos, pero en esencia es trágica. Siempre quise ser un escritor de tragedias, pero en mis inicios gustó más mi lado cómico. Ahora que soy mayor, me gusta escribir tragedias; reflejan mi visión de la vida, que es pesimista, lúgubre, sin mucha fe en la condición humana." Allen dixit.

7 comentarios:

Jesús dijo...

Que pena con ese título la película promete

Milagros Sánchez dijo...

Según he oído es una película entretenida y que vale la pena conocer.
Se hizo un pase privado en Avilés ¿no?
Muchas gracias por la recomendación.
Un abrazo

Alfredo dijo...

JESÚS: Es imposible que a película por año, todas sean aceptables. Esta entra de lleno en el terreno del fiasco, y ya veremos la que rodó a medio camino entre Asturias y Barcelona que pinta tiene.

MILA: Efectivamente, el preestreno mundial se hizo en Avilés y de allí la gente ya salió un tanto decepcionada, impresión que comparto. A pesar de lo cual In Woody we trust.

Saludos a los dos!

Sonrisa de luna dijo...

ainsssssssssssss tengo que decir que woody allen no me gusta nada, ya se que todos dicen que es un genio, pero a mi no me gusta, pa gusto los colores, no?, ajajajajaj
besitos y que tengas un buen dia

Alfredo dijo...

Hola Sonrisa. Si además de no gustarte Woody ves esta película, ya lo metes en el baúl de los proscritos para los restos. Aunque, como tú dices, para gustos colores, y seguro que hay alguien por ahí a quien le ha gustado la peli.

Una sonrisa compartida!

nonasushi dijo...

Pues a mi Allen, me parece un genio. No me la han estrenado en la isla "yet", pero la iré a ver.Aunque se que es difícil hacer una buena por año, solo por ver retazos de un gran Allen... me sirve

Alfredo dijo...

Hola Nonasushi.

A mí Allen también me parece un genio, que, en este caso, se pega un batacazo desde la altura de la genialidad que es tremendo. Y lo mismo que tú, cada vez que estrene una película, allí estaré.

Un abrazo!