lunes, 23 de abril de 2007

Medea (Fermín Cabal) (yIII)


MEDEA
¿Tan terrible te parece la muerte?
¡Morir, morir! ¡Como los griegos
tiemblas ante la muerte!
¿No ves que nuestro padre Helios,
el divino sol resplandeciente, muere ensangrentado
todas las tardes, y regresa sin tardanza
otra vez por la mañana?
¡La muerte no es sino un descanso,
el lugar, quizá, donde se realizan los sueños!
Descanse Glauce, y descanse Creonte,
y descansen mis hijos, criaturas inocentes,
pero ese Jasón, ese semental engreído,
no tendrá descanso. ¡Su sufrimiento
no ha hecho más que comenzar!
¡Aún no imagina lo que le espera!

NODRIZA
¿Tus hijos? ¿Qué descansen tus hijos, dices?
¡Ay, temo que estás tramando otra nueva iniquidad!

MEDEA
Mis hijos son el fruto de mi vientre
y a su madre se deben sin excusa.
Ellos me ayudaron a acabar con Glauce,
llevándole los arteros regalos,
y ahora me ayudarán a castigar a su padre,
hiriéndole en lo más profundo del corazón,
allí donde reposan los sentimientos.
¡Llorará Jasón, llorará sin cuenta, por los días
de sus días! Y como, a pesar de su apariencia
guerrera, es de ánimo indeciso,
su suplicio se prolongará inútilmente
hasta que un dios, apiadado,
le dé caritativa muerte,
al ver que su cobardía le impedía
acabar por su propia espada.

NODRIZA
¡Pero si algo les haces a esos niños,
desdichada, tú también llorarás!

MEDEA
Lloraré, sí, ya estoy llorando… Pero más habré
de llorar si les arrastro conmigo, pues los hijos
son un vínculo perenne entre los esposos.
Viéndoles crecer, yo veré crecer también a Jasón.
Viéndoles crecer, yo veré también crecer mi error.
Viéndoles crecer yo seré esclava de contradictorios
sentimientos, mientras Jasón, reposado,
ausente la preocupación de su cabeza,
sabiendo que sus vástagos están siendo educados,
olvidará a Glauce y a la demente Medea,
y encontrará consuelo en otra presa de su concupiscencia.
¡No!
Nodriza, es justo y necesario que ellos mueran
para que su madre quede libre y pueda volver
a sonreír dentro de un tiempo, aunque ahora
tenga que llorar sangre, y bilis, y las más
ásperas lágrimas. Pero, como el sacerdote
de nuestro culto, por la sangre saldré purificada.

NODRIZA
¡Oh, Medea, apiádate de esas criaturas!

MEDEA
¡Ni tú ni yo sabíamos, pero los dioses
han querido que nacieran muertos!
Preocúpate ahora de ti misma;
¿no ves que los corintios
obligados por las leyes de la venganza
no van a respetar tu vida?
¡Calla y apresúrate!

MEDEA
¡Ya basta llorón! ¿Quién es aquí la hembra?
¿Quién posee los atributos del varón?
Vuelve a tu casa e incinera a tus hijos,
tal como hacemos en la Cólquide,
antes de que los griegos acudan
a profanar sus cadáveres. Pobres cuerpecillos,
¡vuestra madre os va a echar de menos!
Pero toda esta desgracia tenía que suceder
para aplacar la muerte de mi hermano.
Yo traicioné a mi patria y a mi estirpe
por seguirte, Jasón, y contraje una enorme deuda.
Y hoy la estoy pagando toda entera.
Pero cuando pase el dolor, volveré
a ser virgen, como antes de conocerte,
y me será devuelto mi reino y mi inocencia.
¡Apártate ahora, Jasón, y envaina tu espada!
¡Ya viene el carro de Egeo
empujado por mi padre el sol!
¡Mirad! ¿Quién puede decir
que los dioses no me son propicios?
¡Oh, alma mía, es la hora de partir,
no desfallezcas! ¡Oh, padre sol, que el pueblo entero
sea testigo del poder de tu mano!

4 comentarios:

Luna De Abril dijo...

¡Que buenos estos post David!! Me han encantadoo!!.........
Sólo decirte que hayas pasado un muy día del lectura y de rosas!!
¡Besotes!

Luna De Abril dijo...

Te dejé un comentario en el post..."el Ultimo Tango en París"
¡Besotes!! y una pregunta...por alguna razón en especial cambias la "foto" todos los días o buneo..de vez en cuando....nosé si la de hoy -por alguna razón en especial o porque...quizás...le he prestado más atención-....me llamó (SIENDO MUUUUYY REDUNTANTEEE, ES Q ESTOY MUY VERBORRÁGICAA!! JAJJAJA)) mucho la "atención"...jajaja....bueno...nosé si después de este lío que te hice...habrás logrado entenderme algo...jeje..espero que sip!...ja...disculpa y Cuidate mucho!!

Alfredo dijo...

No todos los días, pero sí de vez en cuando voy cambiando la foto del día. En este caso es una celda vacía, un espacio claustrofóbico, reducido y al que se le pueden encontrar contenidos simbólicos o metafóricos, relacionados con la necesidad de espacio o con la sensación de estar atrapado en algo.

En todo caso me alegro que sea una foto que te diga algo y te "pida" que te pares y la mires.

Gracias por tu vuelta por aquí y te contesto a tu comentario sobre El último tango en París. Un saludo muy cordial.

M.Lynn'Sleagududn's dijo...

Maravilloso <3!