viernes, 27 de abril de 2007

Días de radio (Radio days, Woody Allen, 1987) (I)

Joe Needleman es un niño judío de 10 años que vive inmerso en el seno de familia numerosa de Rockaway Beach, en el barrio neoyorquino de Brooklyn, y donde la radio es un miembro más de la familia, siempre omnipresente y auténtico protagonista de una película nostálgica, de recuerdo de los tiempos dorados de la radio en los que marcaba gran parte de los ritmos cotidianos de los oyentes, y donde sus locutores, actores y cantantes eran auténticas estrellas.

Años en los que la radio era la forma que tenían los humildes de evadirse de su realidad, de dejar volar su imaginación hacia casas lujosas, fiestas en las que se daba cita lo más granado del panorama social, donde sueños y anhelos parecían posibles y las frustraciones desparecían llevadas a través del éter por las ondas de radio.

Recuerdos ligados a la radio, podría ser la definición de esta película del genial Woody Allen, cuya voz sirve de hilo conductor de esta historia poliédrica y coral donde aparecen algunos de los momentos estelares de la historia de la radio en los Estados Unidos, como la enorme broma que gastó Orson Welles cuando hizo creer a la nación que estaba siendo invadida por naves extraterrestres con el consiguiente pánico entre los ciudadanos, o el caso de la niña caída en un pozo y los intentos desesperados por lograr su rescate con vida, finalmente infructuosos y que puso el corazón en un puño a todo el país.

Una radio en la que se podían escuchar jingles publicitarios, y la mejor música de jazz o swing, en una de las mejores bandas sonoras de las películas de Allen.

Un recuerdo de una sociedad con un cierto grado de ingenuidad en los años 30 y 40, en la que un niño sueña con aventuras que tienen que ver con submarinos alemanes asomándose a las playas de la ciudad y con el anillo del Vengador, mientras mira a su profesora de sexto con una sonrisa más que justificada y uno de sus compañeros ya se ve en el infierno.
Mientras desde el otro lado del aparato todo suena a perfecto, detrás de los micrófonos hay estrellas que nacen, crecen y desaparecen del firmamento, carreras profesionales que avanzan hacia un futuro en el que las cosas ya nunca volverán a ser de la misma manera, pero eso no podrá acabar con la magia que dejaron atrás. Precisamente la voz que encarnaba al Vengador se pregunta en un momento determinado, si las personas recordarán en el futuro lo importantes que llegaron a ser en sus vidas. Viendo esta película, al menos Allen lo sigue recordando y para ellos esta película divertida, tierna y entrañable.



10 comentarios:

fabricadepolvo dijo...

Soy fan. Aunque la película que más me pone de Woody es Manhattan.
Saludos...

Alfredo dijo...

Comparto pasión por el cine de Woody y Manhattan es una de las mejores sin duda. Días de radio a veces pasa como película menor, pero a mí es una de las que más gracia me hace, además me gusta el tono nostálgico que destila toda la película. Para mí es de las buenas.

Gracias y un saludo!!

nonasushi dijo...

Que buena y que diálogos mas desternillantes, la verdad es que hace mucho que no veo esta peli y me han dado ganas de verla de nuevo.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Hermoso film de Allen, en una época interesante del director. Mucha frescura y un sentido homenaje a la época de la radio, muy similar a la última de Altman. Muy bueno el blog, saludos.

Luna De Abril dijo...

Siempre tuve que mirar dos veces algunas pellis de Woody..bueno que tampoco ví tantas...epor por ejemplo...esa..la de...hheeemmm..."mi mamá...y algo así...." bueno..que no conozco mucho...pero está bueno...que escriban un post así..es más fácil! jajaja!
¡Besotes!
HA!! Y la foto del otro día la de la carcel...si, muchas metáforas...como la ventana por ejemplo, bueno a mi me llamó la atención...y la de ahora...es el dibujo de una alfombra o del piso...¿no?......me da la sansación de laberinto..quizás tenga que ver....con el momento or el que se esté pasando...no?...y sip...para cada persona una sensación diferente.... bueno..ahora...sip...Cuidate!! Besoss!

Alfredo dijo...

Nonashusi, budokan, gracias por la visita y los comentarios. Allen un genio sin duda ninguna. Aunque no he visto la última de Altman todavía, por las noticias que tengo si es cierto que tienen un aire similar. Altman es otro de esos directores imprescindibles.

Luna, si no conoces el universo Allen, esta película puede ser un buen comienzo, por lo divertida y fresca que es. La foto que tengo ahora es un mosaico romano en una villa que visité hace muy poco. Aunque no es tan espectacular como otros que hay en España, es fascinante ver como se ha conservado a través de los siglos.

Saludos para todos!!

JLO dijo...

Woody es un referente del humor inteligente en el cine, sin ponernos elitistas...

Justo esta peli es una q no vi entera, es decir, solo vi partes en los canales de cable...

la tendre q ver porq hace rato q quiero hacer un post de allen en mi blog...

(te conteste tu comentario en mi blog... thanks)...

Alfredo dijo...

algo me pasa con allen, no logro enganchar con su cine, manhattan es una tremenda pelicula, me gusto.

pero me quedo con match point, quizas la menos woody allen de sus peliculas

un abrazo
saludos!!

Daniel Mercado dijo...

Qué buen retrato de la importancia que van cobrando los medios de comunicación como mediadores del concimiento de la realidad. Como espejos y cristales.
De Woody mi preferida es Edipo Reprimido, dentro de Historias de Nueva York.

Alfredo dijo...

Jlo, totalmente de acuerdo contigo en tener a Allen como referente de humor inteligente, y eso no es elitismo, es que otra forma de humor también es posible, aunque también tiene películas que son bastante aburridas, pero eso entra dentro de lo normal. Yo incondicional, con la pega de que meta a Penélope Cruz en su próxima película. Eso si que mete miedo.

Alfredo, Macht point es verdad que posiblemente sea algo menos Allen de lo habitual, y es una buena película, aunque yo prefiero otras como Hannah y sus hermanas, Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar, Días de radio o La maldición de escorpión de jade por citar sólo cuatro.

Daniel, en esta peli es verdad que se empieza a ver el creciente papel que irán teniendo los medios de comunicación en la vida de las personas, lo que llevará a sus últimas consecuencias la televisión, especialmente desde el punto de vista del entretenimiento. Mención especial merece siempre la música que incluye en sus películas y que es sublime.

Muchas gracias a todos por vuestra colaboración. Un saludo afectuoso y nos seguimos leyendo.

Gracias!!