martes, 28 de mayo de 2013

Andreu Alfaro: El escultor del espacio


Puerta de la Ilustración.
La noticia del fallecimiento de Andreu Alfaro (Valencia, 1929) que saltó a los medios de comunicación el pasado mes de diciembre de 2012, no tuvo en mi opinión, el eco que debería de haber tenido, toda vez que supuso la pérdida de una figura clave de la escultura contemporánea española, además de ser un artista de proyección internacional. Supongo, y lo digo así porque no lo puedo corroborar, que en el Comunidad Valenciana si haya tenido el tratamiento adecuado, por haber sido, además, el impulsor del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

Dos rombos.

Un artista del cual es posible encontrar obra en las principales ciudades de España y en algunas de las europeas, especialmente en Alemania. Unas obras sutiles, de líneas claras, ligeras, casi como si quisieran pasar desapercibidas y quizás por eso, su presencia es mucho más evidente.

Generatrices.

Una presencia perfectamente integrada en el paisaje, en el espacio que las rodea incluso diría que en el aire que las acoge, porque todos ellos son elementos que terminan formando parte de la obra, de una escultura que se fija en el suelo al mismo tiempo que se proyecta hacia lo alto.

Homenaje a Jacinto Verdaguer.

Obras que parten del dibujo, disciplina con la que se introdujo en el mundo del arte, concretamente en el del diseño publicitario, una vez que logró convencer a su padre de que iba a ganarse la vida con el arte en lugar de seguir con el negocio carnicero familiar. Alguna vez Alfaro dijo que su Universidad había sido el matadero del que su familia traía la carne, y aquellos matarifes perfectos conocedores de la anatomía animal, fueron sus primeros maestros.

Ones.

Los andares escultóricos los empezó con pequeñas obras de alambre y latón, unas obras rápidas, casi inmediatas, que terminaron por dar paso al trabajo con planchas de metal. Eran los años 50 cuando se integró en el Grupo Parpalló, de raigambre constructivista.

Velas y vientos.

En los setenta fueron los desarrollos metálicos a través de la estructura de la generatriz, los que conformaron una parte muy sustancial de su obra con una serie de piezas desarrolladas a partir de barras metálicas ensambladas. En los años 80, ampliará la gama de materiales con la incorporación del hierro y de la piedra, para obras en las que se empieza a introducir la figuración y un contexto de reflexión acerca de elementos muy diversos como “el cuerpo humano, el Barroco, la figura de Goethe, el tiempo y la memoria, los kuroi”, tal y como se destaca en la necrológica publicada en el periódico La Vanguardia.

6 comentarios:

Canto da Boca dijo...

(La injusticia camina por toda parte)

balamgo dijo...

Espectacular! Me gusta mucho su obra.
Un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Es cierto que no está muy reconocido este artista, pero en Valencia hizo obras muy rupturistas y muy buenas, además del IVAM. Justo reconocimiento el tuyo. Saludos, Alfredo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Hola amigo, la verdad es que no he tenido tiempo por estar a mis cosillas, disculpas. Pero ahora con la baja hasta...por mudez de cuerdas vocales, pues me vienen horas que aprovecho y alegra mucho volver a tu casa.
Mira tú que hasta en Andorra tenemos unos tubos mariposa de Alfaro. La escultura mínima del acero arqueado o en aspas o el acero oxidado, la escultura urbana siempre ocupa espacio, lo interviene, lo hiere e invade, se hace mirar Alfaro, merecía un recuerdo.
Besito mudo de tanto contento.

Alfredo dijo...

CANTO DA BOCA: Por desgracia tienes razón y si hablamos de España es casi un deporte nacional.

Un saludo!

*******

BALAMGO: Es una obra que a pesar de imponer su presencia, su aparente ligereza y fragilidad hace que las obras se integren perfectamente en su entorno.

Un abrazo!

*******

PACO: Tal vez sus ideas políticas vinculadas al nacionalismo pueden explicar algo de esa indiferencia hacia su obra en determinadas partes de España.

Buena semana!

******

NATALIA: Entonces en tu caso haces cierto el dicho de que no hay mal que por bien no venga :) En serio, espero que te hayas recuperado de tu dolencia y sigas adelante con toda tu actividad que me consta que es mucha y variada.

Un beso!

casss dijo...

Lo he admirado y disfrutado en Valencia y en Barcelona, y he visitado su taller en Godella.
La canción que le dedicó Raimón, es un disfrute para los oídos y el corazón.

En fin... tu homenaje me emociona, por lo próximo que siento a este gran artista.
besos