domingo, 13 de noviembre de 2011

Niele Toroni (Locarno, Suiza, 1937): La pintura por encima del artista

Abdrücke eines pinsels nº50 (1992)
La libertad de no dotar a su pintura de un mensaje, de mantener el gesto por encima del mensaje son situaciones a las que Niele Toroni concede una importancia superior a la que tiene el propio artista hasta llegar a considerar que la obra está por encima del artista. Es el hecho de pintar, el camino que lleva hasta el resultado final lo más importante de todo.


Toile Orange (2009)
De hecho ponerse delante de una pintura de este suizo con muchos años ya de residencia en Francia, concretamente desde 1959, implica tener que sobreponerse a un impacto inicial desconcertante. Eso es así porque la pintura de Toroni lleva más de dos décadas repitiendo el mismo motivo: Impresiones nº 50 de pinceladas repartidas a intervalos regulares de 30 centímetros. Es lo que llama Trabajo / Pintura.

Como soporte de la pintura utiliza superficies muy diversas como pueden ser las propias puertas o paredes de una galería, tela, óleo, papel, el suelo, cualquier superficie que tenga a mano o se le ocurra. Eso genera una transformación del espacio redefiniéndolo y dejando en la mirada del espectador la parte final, la colocación de las piezas en el sitio que le parezca que pueden encajar.

El propio Toroni ha explicado que “por reducción al absurdo, se podría decir que toda la historia de la pintura ha sido siempre la impronta del artista. Pero dejar la impronta de la pintura antes que dejar mi impronta de artista ha sido mi motivación.” (La cita esta extraída de esta web)

Empreintes de pinceaux nº50 (1998)
En la segunda mitad de los años 60, Toroni formó parte del grupo BMPT, iniciales de Daniel Buren, Olivier Mosset y Michel Parmentier, cuatro artistas que se dejaron ver de forma conjunta en el Salón de la Pintura Joven celebrado en París en 1967. Un cuarteto empeñado en demostrar lo obsoleto del panorama artística francés de aquellos años 60, colocándose en una encrucijada de caminos entre el arte conceptual y el minimalismo.

Volviendo a la pintura de Toroni, en absolutearts se dice que “es más que un simple trabajo con la pintura y la superficie; es una exploración de la pintura y una exploración del medio de la pintura. Funciona como un medio en un espacio, o el espacio mismo es el que asume la condición de medio a través de sus intervenciones. La pintura así definida funciona con un doble sentido, por un lado delimita y abre el espacio, y, por otro, cubre el medio que, sin embargo, permanece transparente. El medio, sea un óleo, papel o el propio espacio permanece ‘visible y legible’ (Toroni)”.

5 comentarios:

PACO HIDALGO dijo...

La simple acción de pintar produce el resultado final de la pintura: pintura del gesto o del acto. Esta es la propuesta de Toroni, que arranca de los principios del Expresionismo abstracto. Buena semana, Alfredo.

calamanda dijo...

Esta vez me lo pones muy difícil.
Me gusta que utilice diferentes superficies, pero este tipo de pintura me crea confusión, me sorprende y me descocierta mucho.

Un abrazo.-

Alfredo dijo...

PACO: Pintura y superficie o medio, son dos cuestiones enormemente importantes en la obra de Toroni, lo mismo que el propio acto de pintar. Ahí se coloca en una frontera creativa muy intensa.

Un saludo!!

******

CALAMANDA: En el arte como en muchas otras cosas en la vida, q algo te deje indiferente no es una buena señal y las sensaciones q tienes al ver este tipo de pintura son mejores q si no te dejara ninguna.

Abrazos!!

CAS dijo...

Estoy ausente de la blogósfera,pero de mi llamado, no te salvas!!!!
En cualquier momento nos oímos.
Un beso, mi querido amigo asturiano.

Alfredo dijo...

Quedo pues a la espera de ese momento :)

Besos!!