domingo, 17 de enero de 2010

Julio González (Barcelona, España, 1876, Arcueil, Francia, 1942)


Cuando este escultor entre de lleno en la vanguardia ya será un artista maduro, de 50 años de edad, y que antes había pasado por lo artesanal, el noucentisme, el cubismo, el constructivismo, las máscaras africanas, incluso el surrealismo, para llegar de pleno a la abstracción y terminar pisando terrenos que tienen que ver con el expresionismo, con obras como su Montserrat, convertida en todo un símbolo de la barbarie de nuestra guerra civil.

Los inicios de la andadura artística de Julio González, están en el taller familiar e su abuelo y de su padre, y en el que trabajará junto con su hermano Joan, hasta que en 1900, una vez muerto su padre, deciden cerrar las puertas de la empresa familiar y poner rumbo a París, ciudad en la que Julio entrará en contacto con Picasso, Gargallo o Juan Gris.

En el dibujo y la pintura dio sus primeros pasos artísticos, con unas obras en las que se pueden ver referencias a Degas o Puvis de Chavannes, con acercamientos al simbolismo para pasar luego a referencias más clásicas (Rodin era uno de sus artistas favoritos) más en consonancia con el espíritu del noucentisme catalán. Ya metido en los años 20, se aprecia como poco a poco va abandonando la pintura, para centrarse en el trabajo con el metal, fundamentalmente el hierro, con obras formadas por piezas recortadas y curvadas que empiezan a marcar un rumbo que se consolidará cuando entre en contacto con Picasso.

El encuentro con el genial pintor malagueño, va a ser decisivo, y es que entre 1928 y 1932, ambos colaborarán muy estrechamente para levantar en hierro (Julio González es considerado como el padre de la valoración del hierro como material artístico, sacándolo así del uso tradicionalmente artesanal), una serie de obras que Picasso había concebido en ese material. Eso hizo reflexionar a Julio González y le hizo entrar de lleno en un lenguaje abstracto y en la valoración de un elemento que se va a convertir en fundamental en su obra y en la escultura del siglo XX: el vacío.

La combinación entre su domino de la técnica del trabajo con el hierro, y su sensibilidad e imaginación, va a generar un caudal de obras estilizadas, que rompen con el peso del hierro llegando a dar la sensación de que son obras ligeras, y en las que se integra el espacio que las rodea, sustituyendo la forma compacta por las abiertas de tal forma que el espacio, el vacío que las rodea, pasa a ser parte también de la escultura. El propio artista refería a sus obras realizadas con finas varillas de hierro, como “dibujar en el espacio”.

En 1937, el Pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París, acogió a La Montserrat, una representación de una campesina que lleva a su hijo en brazos y que porta una hoz en la mano, símbolo de rechazo a la violencia que estaba sufriendo nuestro país en medio de la indiferencia de las democracias europeas. De esa figura hará distintas versiones incidiendo en su carácter expresionista expresando en forma de grito toda la angustia de millones de españoles.

5 comentarios:

CAS dijo...

Te dejo espacio, lineas dibujadas en el aire abierto de la imaginación y me voy cargada de inspiración y ganas de crear. Es que esta gente contagia, aun en nuestra pequeñez...
Buen comienzo de semana amigo.

Balamgo dijo...

Personaje soberbio dentro de su medio creativo.No lo conocía, pero me ha encantado conocer algo de él y de su obra.
Un buen aperitivo para empezar la semana.
Un saludo.

PACO HIDALGO dijo...

Hola Alfredo. Acabo de conocer este blog, gracias al blog de Calamanda, y me parece genial; es muy creativo y original. Muy bueno el título y muy buena la entrada de Julio Gonzáles, el genial escultor cubista. Yo también he empazado a publicar un blog bastante convencional, enfocado a las clases de arte de mis alumnos de bachillerato. Te invito a que lo conozcas y que lo siguas: la dirección es http://artetorreherberos.blogspot.com/. Bueno, saludos a Asturias desde Sevilla. Paco

Alfredo dijo...

CAS: Siempre es bueno fijarse en los mejores para que nos ayuden a encontrar nuestro camino sea en el campo que sea.

Un abrazo!!

********

BALAMGO: Efectivamente, se trata de un artista soberbio que como tantos otros, tuvo que hacer su carrera fuera de España. Sin duda uno de los escultores de referencia para el arte español y de dimensión internacional.

Buena semana!!

********

PACO: Gracias por llegar hasta aquí, y me parece una gran idea que utilices la red para inculcar a tus alumnos el interés por el arte, una labor que seguro que dará sus frutos. Seguimos en contacto.

Abrazos!!

JBAA dijo...

Hola a todos, soy estudiante de arquitectura y me an encargado un proyecto que consiste en hacer un monumento a julio gonzalez, me seria de gran ayuda si pudiesen orientarme de como podria ser, cualquier tipo de ayuda me vendria bien. Muchas gracias