miércoles, 6 de enero de 2010

Albert Camus

No soy de los que predican la virtud; demasiados la confunden con la debilidad. Si tuviera algún derecho, les predicaría más bien la pasión. Quisiera que no cediesen cuando se les diga que la inteligencia está siempre de más, cuando se les pretenda probar que es lícito mentir para triunfar más fácilmente. Quisiera que no cediesen ante la astucia, ni ante la violencia, ni ante la abulia. Entonces, el hombre volverá a sentir ese amor por el hombre, sin el cual el mundo sólo sería una inmensa soledad.

6 comentarios:

sonoio dijo...

personalmente admiro mucho a camus
tal vez la palabra no sea admiración,
pero la sensación es bastante similar, realmente considero mucho más fundante, más radical e incluso más estética su actitud de anarquismo espiritual, que la sostenida poor su nemésis...jean paul sartre

pero lo mío son sólo vagas impresiones
abrazos

Alfredo dijo...

La independencia intelectual de Camus es lo que yo creo que convierte a su pensamiento en auténticamente universal.

Saludos!!

ABEL dijo...

¡Que bien Alfredo, iniciar el año con Camus! Felicidades.

Alfredo dijo...

Un autor de esos de cabecera. Imprescindible.

Buen año!!

Fuga dijo...

Holas manzanina ;-).Interesantes líneas de Camus, me gustaba mucho de jovenzuela, llegué a aprenderme de memoria algún capítulo, ahora sería imposible.

--------------
Supongo que los Reyes vendrían cargadinos para alguien "tan buenín".
Que el 2010 y siguientes sean fantásticos.

---------------
Lo del blog no fué limpieza, metí la zarpa y me cargué todo :-(.
Espero dedicarle más atención, es que no paro.
Abracinos blancos.

Alfredo dijo...

No hace mucho que leí El extranjero, y me causó un fuerte impacto. Espero que en 2010 tu blog crezca con fuerza y yo que lo vea y lea.

Besinos!!