domingo, 10 de enero de 2010

Arráncame la vida (Roberto Sneider, 2008)

En 1985, la escritora Ángeles Mastretta, publicó una novela de gran éxito con el título de Arráncame la vida, un título de bolero que luego serviría para bautizar a la película más cara de la historia del cine mexicano, y que fue elegida por el país azteca para concurrir a los Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, nominación que finalmente no pudo conseguir.

La inversión tuvo su reflejo en la taquilla, y, lo mismo que le había ocurrido en su día a la obra literaria, se convirtió en un éxito. Una película que vi en los últimos días del año 2009 gracias al DVD, y de la que tengo que decir que me ha dejado un tanto indiferente en líneas generales. Y es que me parece a mí que a la cinta le falta pulso narrativo, poner un mayor énfasis para conseguir momentos de esos que te agarran por la solapa y te dan un meneo que no puedes olvidar.


Pero antes, tal vez debería de explicar que la historia que nos cuenta es la de una joven de 15 años, con ganas de que le ocurran cosas, interpretada por Ana Claudia Talancón, que se deja deslumbrar por un general salido de la revolución de los años 30, al que da vida Daniel Giménez Cacho, y con el que descubrirá el mar y el sexo, y con el que termina casándose para descubrir que con ello pierde totalmente su libertad, además de descubrir que su marido no duda en eliminar físicamente a sus rivales políticos, gracias a lo cual llegará a ser gobernador del estado de Puebla y luego miembro del gobierno de la República, mujeriego empedernido y con varios hijos nacidos de esas relaciones.

Lo más interesante que le encontrado a la película, es la oportunidad de conocer un poco más la historia del país hermano durante las décadas de los años 30 y 40, años a lo que parece, dominados por los caciques, las elecciones manipuladas, y un machismo que considera a las mujeres como meras propiedades del hombre sin más discusión.


La protagonista, Catalina, vivirá un proceso de crecimiento personal, y buscará encontrar sus espacios de rebeldía, de autoafirmación, y le paga a su infiel esposo con la misma moneda cuando conoce a un director de orquesta (José María de Tavira), un hombre sensible y políticamente comprometido del que se enamora y con el que vivirá una apasionada y clandestina historia de amor, mientras su marido está totalmente pendiente de los movimientos políticos que tendrá que hacer para alcanzar la presidencia de la República.

La tragedia rondará a los personajes hasta desencadenar un final al que le falta garra, mientras Catalina camina por el desierto por un camino desolado y desolador, el espectador se levanta de la butaca (del sillón en mi caso), y pasa a pensar en cualquier otra cosa con la sensación de haber visto un melodrama histórico muy bien ambientado construido sobre unos cimientos a los que les falta profundidad. Fotografía y música, son otros de los dos elementos que destacaría en la cinta.

5 comentarios:

sonoio dijo...

´leía la reseña y por el argumento fuí recordando una película de finales de los noventa
Lucía y el sexo
para mí fué una gran pelicula

un abrazo

CAS dijo...

Hola amigo, tiempo que no andaba de blogs... y me encuentro que has renovado tu fachada: muy buena como siempre.
A mi la película me gustó, menos que la novela, claro. Creo que de todos modos te dejó muchas cosas más de las que te pareció, al menos es lo que trasmitís con tan buen comentario.
Que te llegue un fuerte abrazo a esas tierras que hoy lucen tan gélidas.

Alfredo dijo...

SONOIO: Yo he visto las dos películas y no encuentro esos puntos de contacto que tú has visto, y comparto contigo la valoración positiva de la película española.

Un abrazo!!

*******

CAS: He hecho una pequeña renovación como una pequeña celebración de cumpleaños bloguero. Yo no he leído la novela y estoy convencido de que me iba a gustar más que esta película que ni me ha gustado ni me ha dejado de gustar.

Por aquí también vamos bien servidos de frío, nieve y hielo. Necesito la primavera, ya!

Un beso!!

BLAS dijo...

No conozco esa peli.
Pero he de decirte que tiene usted un blog muy completo.

Me asomaré a él de vez en cuando.
saludos desde el sur de Iberia.

Alfredo dijo...

Gracias. Ahora que ya está abierto el camino podemos recorrerlo en ambas direcciones.

Un abrazo norteño!!