miércoles, 2 de septiembre de 2009

Rineke Dijstra (Sittard, Holanda, 1959)


En los años 90 la trayectoria profesional de esta fotógrafa holandesa dio un giro copernicano absolutamente decisivo. Y es que si hasta 1991 trabajaba para revistas por encargo, a partir de un hecho casual su carrera tomo otros derroteros completamente diferentes. Era un día de 1991 cuando Rineke, después de pasarse un tiempo largo nadando se hizo un autorretrato; cuando vio el resultado se descubrió a sí misma mostrando una expresión de cansancio que no tenía que ver con su expresión habitual.

Ahí empezó a realizar diferentes series de retratos, de composición bastante clásica, pero cuya lectura no tiene nada de clásica sino que nos abren todo un abanico de posibilidades para reflexionar acerca de cómo viven sus momentos de transición, de construcción de la propia identidad y de la imagen que queremos transmitir a los demás cuando tenemos una cámara de fotos delante nuestro.


En sus obras sus modelos, muchas veces adolescentes, aparecen captados en momentos en los que están distraídos, sin conciencia de que su imagen va a ser capturada, de cambio sustancial en su vida como el caso de los jóvenes israelíes que están a punto de entrar en el ejército o que llevan poco tiempo enrolados. Para captar los cambios que el entorno va provocando en la propia personalidad, Dijstra retrata a la misma persona en diferentes momentos de su vida para documentar esos cambios.

Son jóvenes que se nos muestran con todas sus inseguridades, con sus debilidades, que cuanto más tratan de ocultar más evidentes se hacen. Así, nos deja una serie de retratos llenos de ternura, de fragilidad, en la que el interior de las personas queda al desnudo, y cada fotografía oculta y desvela historias que tenemos que pararnos a escuchar con los ojos.


Incluso cuando los modelos aparecen vestidos de igual forma (serie de Retratos en la playa, por ejemplo, en la fotografía a niños y adolescentes vestidos con ropas de baño, solos o en grupo), enseguida notamos que no pertenecen al mismo extracto social, que entre ellos existen grandes diferencias culturales y sociales. Adoptan posturas incómodas, que muestran su inquietud.

Escribe Raimar Stange: “Esta gran precisión supone una absoluta contradicción con el aura de incertidumbre, incluso de vulnerabilidad, que manifiestan. Conscientes de las convenciones del retrato, las personas fotografiadas tratan de buscar la expresión adecuada y la pose que le gustaría adoptar ante la fotógrafa y los posteriores observadores. Las ‘fotos de playa’ constituyen, por lo tanto, un testimonio sensible de su búsqueda del yo y de la propia presentación. En algún lugar de la interacción entre la despreocupación y el cliché, entre la individualidad y la generalidad, hace su aparición la identidad en un ámbito artístico.”

Un artículo más amplio se puede encontrar en Art Now.

9 comentarios:

CAS dijo...

Como siempre lograste mantener mi interés a lo largo de todo el post, incluso visité el blog recomendado y leí el artículo hasta donde tu comentario decía "currado al tope"... expresión que no conozco, pero que supongo que el artículo estaba buenísimo, de más. Pues bien, me ha gustado leerte, por este post está currado al tope.
Cariños.

Alfredo dijo...

Lo has entendido perfectamente. Currado a tope es una forma de decir que está bien trabajado, así que gracias por adjudicarme la expresión en este caso.

Un abrazo!!

Tèsalo dijo...

Alfredo, son muchos los lugares, en efecto, en que se existe y no debiera ser, por tanto solo cosa de una sola foto.

Entre lo que yo me imagino que yo soy y lo que tù me ves, està tambien un trecho y un camino.

La pregunta que a mì se me ocurre si les miro, para mì que ha sido

¿se parecen, entre ellos?

Respuesta, no, puede, quizàs. Pero sì, nunca.
¡Leerme, adivinarme, miràndome a los ojos! Ya lo hago... Tambièn me ayudan los demàs, en ocasiones. Inusual, no obstante, sugerencia.


Mi convocatoria literaria tiene ya nombre: "¡Este jueves un relato!"
El plazo, formalmente es hasta el viernes. Pero esta vez, se admiten rezagados, unos dìas.
Un saludo muy afectuoso,

Tèsalo

Fuga dijo...

Siento andar tan escasa de tiempo para poder detenerme en todos tus post, siempre tan interesantes y educativos, te doy las gracias por ello.
A mí tb me encanta disparar cuando no saben que lo estás haciendo, captas mucho mejor la esencia de la persona, cuando te ven se preparan y quedan más artifiales.Lástima que no pueda subir fotos de personas , ya sabes, dercho a la intimidad y tal.
Gracias por estar.
Un soleado abrazo.

calamanda dijo...

¿No tratamos siempre de buscar una
expresión adecuada cuando nos
dejamos fotografiar?...Me gusta más
cuando no nos damos cuenta.
Bonito post.

Me encantó tu artículo sobre Woody
Guthrie en Alenarte.

Un beso.

Alfredo dijo...

TESALO: A lo largo de los años nuestra identidad, o mejor dicho, la apariencia externa que también contribuye a configurar nuestra identidad, va cambiando y a eso hay que añadir la imagen que los demás tienen de nosotros, que forma, llamémoslo así, la otra identidad, la que se forma en los ojos de los que nos miran.

Gracias por la visita y el comentario.

Saludos!!

********

FUGA: Son esos momentos en los que somos nosotros mismos, esos posados espontáneos, distraídos, los que hablan de nosotros con una intensidad que no tienen los posados. Una vez leí una frase que venía a decir que no estamos más desnudos que cuando estamos leyendo, porque la concentración nos impide darnos cuenta que nos están observando.

El domingo estuve por tu zona, concretamente en Toró camino de Ribadedeva.

Un abrazo!!

********

CASANDRA: Es cierto que en cuanto nos damos cuenta de que tenemos una cámara delante, empezamos a adoptar posturas y formas que tienen poco que ver con nosotros.

Gracias por prestarle atención a mi artículo sobre Guthrie. Cuando salga el próximo número de Alenarte lo colgaré aquí.

Un abrazo!!

Carla dijo...

Es interesante el vuelco que dió esta Artista.
Estoy segura que ahora se encuentra mucho mas conforme con su trabajo. Las fotos son muy buenas.

Alfredo dijo...

Dejó de lado la faceta comercial para entrar en la artística y estoy de acuerdo contigo en que, probablemente, tenga ahorá más satisfacciones personales al no trabajar sólo por encargo.

Saludos!!

artesigloxxi dijo...

Hola Alfredo...!!!
Muchísimas gracias por el link que incluyes a mi blog!
Felicidades por el post y por todo el blog. Me encanta tu forma tan especial de contemplar y reflexionar sobre las obras de los artistas.
Recibe un cordial saludo,
Efrén