jueves, 19 de marzo de 2009

Cherish the ladies



“Es simplemente imposible imaginar un público que no se divierta con lo que hacen” (Boston Globe). “Una música pasional, elegante e incontrolablemente exuberante” (New York Times). Dos frases extraídas de otros tantos periódicos norteamericanos dedicados al grupo que esta vez tomo como referencia, y que en muy poco tiempo se ha convertido en un punto de referencia fundamental por lo que al folk de raíz irlandesa se refiere.

Ellas, y digo ellas ya que se trata de un grupo formado por cinco mujeres algo que es bastante inusual, son y se llaman Cherish the ladies, nombre que toman de una melodía tradicional de la verde Irlanda. Grupo nacido en los Estados Unidos, pero que tiene su referente musical fundamental en la isla atlántica, y fiel reflejo de cómo los emigrantes irlandeses a los Estados Unidos trasladaron y supieron transmitir a sus descendientes su tradiciones culturales.

La promotora del grupo es la irlandesa nacida en Nueva York, Joannie Madden, flautista y cantante, que en el año 1984 consiguió alzarse con el campeonato de Irlanda de flauta irlandesa, algo que tiene mucho peso a la hora de valorar a un músico, y que habla a las claras del talento de Madden. El resto del grupo está formado por Mary Coogan, Heidi Talbot, Mirella Murray y Roisin Dillon, es decir, que además de Irlanda, también están representados los Estados Unidos y Escocia.



Desde que el grupo se formó en el año 1985, ya ha tenido varias formaciones, pero el espíritu se ha mantenido a lo largo de los años y de los discos que han ido jalonando su carrera. Eso complementado con unos espectáculos en directo en los que se hacen acompañar por bailarines de danzas tradicionales. Escenarios en los que ya han contado con la compañía de gente como James Taylor, Joan Baez, Emmy Lou Harris, los Chieftains o los Clancy Brothers, entre otros muchos, además de varias orquestas sinfónicas.

Cuando escucho la música de este grupo, siempre tengo una enorme sensación de cercanía, con temas que se sitúan en un terreno que le eleva a uno por encima de la cotidianeidad, que le permite encontrar un oasis en el que poder descansar del mundanal ruido, al mismo tiempo que se siente un ritmo que proviene de zonas telúricas muy profundas y que permiten ponerle ritmo al momento. Ritmos tradicionales que suenan de otra manera, dotados de una pátina contemporánea de gran calidad y calidez.

Discografía

Cherish the ladies (1985), The back door (1992), Out and about (1993), New Day dawning (1996), Live! (1997), One and all: The best of Cherish the ladies (1998), Threads of time (1998), At home (1999), The girls won’t leave the boys alone (2001), On christmas night (2004), Woman of the house (2005)

2 comentarios:

Mila y Laura dijo...

Sí, este grupo consigue transformar los sonidos de estos clásicos instrumentos empleados en este tipo de música celta, en ritmos más modernos.
No me extraña nada que con esta música consigas desconectar de este mundanal ruido.
Te mandamos besos multicolores.

Alfredo dijo...

Tengo que buscarme pequeños paraísos como éstos para que el ruido de la vida diaria no se convierta en insoportable. Estas chicas son geniales.

Buen finde!!