domingo, 29 de marzo de 2009

Asturienstein (Konjuro Teatro)

Último montaje del grupo teatral asturiano al que yo considero como uno de los más interesantes de la región, teniendo en cuenta que sus montajes siempre suelen tener un aire fresco y diferenciado en relación a lo que hacen otros grupos regionales. Además, cuentan con la presencia de Jorge Moreno en labores de dramaturgo, director y actor.

Con esta introducción la verdad es que me cuesta trabajo decir que su último montaje titulado Asturienstein, me parece un trabajo fallido, una obra que se ahoga en sus pretensiones, y que nos mostró un puñado de interpretaciones que no aportaron la dosis mínimamente necesaria para despertar el interés del respetable.

Y es que tomando como base la novela de Mary Shelley, a la manera del creador de Frankenstein, se intenta crear al súper asturiano, al ser perfecto formado por lo mejor de otros muchos que tendrá que ser el director de los futuros de los asturianos. Sobre ello construye un montaje en el que se intenta ridiculizar, y por momentos se consigue, todos los tópicos, los mensajes manidos de los políticos, ridiculizando todas las estructuras de poder, poniéndonos delante un espejo deformador que nos devuelve una imagen nada amable de nosotros mismos y de la sociedad en la que nos movemos.

Demasiadas cosas para no resolver ninguna, con un final francamente chusco, y que va avanzando a saltos, tantos como marca la estructura de escenas con un aire a teatro del absurdo, y a la que le falta un empaste de fondo que no haga que el edificio se desmorone con estrépito, y lo que podría haber sido un saludable ejercicio que nos llevara a reírnos de nosotros mismos, se convierte en una nada inmensa.

8 comentarios:

Leonor de Aquitania dijo...

Justo, la nada inmensa, eso es lo que en mi opinión hay detrás de este montaje. Buenas intenciones a priori que se quedan en eso en la intención, no llegan a materializarse ni en el texto ni en la escena. Monstruoso, sí pero el montaje de aburrido, falto de ritmo, de coherencia y de contenido. Alguna frase suelta en tono crítico pero nada más, salí absolutamente aburrida de tal despropósito, y ojo, iba con la intención de pasarme un buen rato, y sufrí por estar ahí hasta el final, como sufrí...
Mentí como espectadora aplaudiendo con desgana, lo justo, ya que no merecían el parabien del aplauso, al menos el mío, ya sé que sueno dura, pero Konjuro es de los pocos profesionales asturianos que me estaban gustando últimamente, y no puedo ver que caigan en el mismo saco.

Alfredo dijo...

Pues va a ser que no tengo nada más que añadir.

Mila y Laura dijo...

Pues como ya he opinado en otras ocasiones parecidas, es realmente demoledor y descorazonante asistir a una representación, donde previamente hemos depositado nuestra confianza y luego es un fracaso.
Lo lamentamos de veras!
Te mandamos besos multicolores.

Alfredo dijo...

Es el riesgo que uno corre cuando le gustan estas cosas, unas veces sales transformado y otras aburrido hasta más no poder. Prometo seguir pecando, y a ver si la próxima tengo más suerte porque llevo una temporadita tremenda.

Besos primaverales!!

CASANDRA dijo...

Una pena lo que estás pasando ultimamente como espectador...
Yo igual la vería para ver de alguna forma cuales son para Uds. vuestras cosas criticables. Al menos tendría una aproximación...
Cuántas espectativas frustradas, seguramente algo bueno encontrarás proximamente, no puede ser de otra manera, por la ley de ....Casss. besos

Alfredo dijo...

Si el problema es mío por ir a todo lo que puedo, y luego me pasan estas cosas, me puede la curiosidad y a veces tocan rachas de estas, pero seguro que después de este padecer me encontraré con la luz rosada del amanecer.

Abrazos!!

CASANDRA dijo...

te presiento muy exotérico,..... con eso de la luz rosada del amanecer, espero que no esperes ver la luz del final de tunel...jajaja... era una bromilla.... creo que te pasa por saber tanto, tener tan buen gusto y ser tan profesional. Yo seguro no notaría tantos defectos..... jajaj un besote en este momento que vas camino al amanecer, próximo a la medianoche verdad?

Alfredo dijo...

¿Recuerdas cual era el eslogan del agente Mulder, aquel de la serie Expediente X? Era: Quiero creer. En estos asuntos culturales yo también quiero creer, y eso, a veces, también me hace correr detrás de sombras que sólo son eso, pero otras veces alcanzo terrenos fértiles y la sensación es fantástica, así que reincido, y en el pecado llevo la penitencia.

Efectivamente, ya he pasado la medianoche y pronto me iré a recoger en los brazos de Morfeo.

Feliz día!!