miércoles, 19 de septiembre de 2007

Carta de una desconocida (Stefan Zweig)

“Sólo a ti quiero hablarte, decírtelo todo por primera vez; debes conocer toda mi vida, que ha sido siempre tuya y de la que nada has sabido jamás. Pero este secreto mío, deberás conocerlo sólo después de mi muerte, cuando ya no necesites contestarme, cuando esto que sacude mis miembros, este escalofrío, signifique realmente el fin. Si he de continuar viviendo haré pedazos esta carta y continuaré callando, como he callado siempre. Cuando la tengas en tus manos será una muerta la que te cuente su vida, su vida, que fue tuya desde su primera hasta su última hora. No debes temer mis palabras; una muerta no quiere ya nada: ni amor, ni compasión, ni consuelo. Sólo deseo algo de ti, y es que creas todo lo que mi dolor, que en ti se refugia, te dice. Créeme todo; sólo ése es mi ruego; no se miente a la hora de la muerte de un hijo único.”

Se trata de una novela corta pero de una gran intensidad, que ya conoce dos adaptaciones cinematográficas, la primera de la mano de Max Ophüls (1948) y la segunda de la de Xu Jinglei (2004). Una novela de sentimientos, de un amor que va más allá de todo lo imaginable, hasta el punto de aceptar las mayores humillaciones en nombre de un amor desesperado, desgarrador, íntimo, hecho de casualidades y de olvidos, capaz de cruzar el tiempo desde el amor incondicional de la juventud hasta el amor con exigencias de la mujer adulta.

Un amor que crece con al distancia, un amor que se volverá carnal en sendos instantes fugaces plagados de olvido y que se aferra desesperadamente a un recuerdo, a una pérdida y que plantea una clara dualidad en la forma de entender el amor de hombres y mujeres. El protagonista es un mujeriego impenitente que se acuesta con las mujeres para luego olvidarlas con similar rapidez, mientras que ella calla, mira de lejos, pero cuando tiene la oportunidad no dudará en dar consistencia carnal a algo que para ella es mucho más que un acto puramente físico.

Dolida por la falta de memoria de su amado, optará por recluirse en el silencio, en brazos de otros hombres a los que vende un amor mercenario, vigilante desde la distancia, y con las rosas blancas que un día fueron prueba de amor convertidas ahora en mensajeras para una memoria que se niega a recordar, y que la reduce a la condición de una más entre muchas.

Carta que llega a su destino desde los bordes de la muerte, y la tragedia traducida en palabras será la única capaz de restituir la memoria, cuando ya nada importa y las rosas se han terminado de marchitar señalando un paso inexorable del tiempo dejando a su paso la más sola de la soledades.

“Toda la tarde me la pasé pensando en ti, aun sin conocerte todavía. Yo no tenía más que una decena de libros baratos, encuadernados en cartón, usados y rotos; los quería mucho y los leía muchas veces. Y entonces me preguntaba cómo sería el dueño de todos aquellos libros soberbios, que los había leído todos, que comprendía tantos idiomas y que era, al mismo tiempo que rico, tan instruido. Recordando aquel montón de libros sentía hacia su dueño una especie de respeto sobrenatural. Trataba a solas de imaginarme tu figura: tú eras un viejo de gafas y larga barba blanca, parecido a nuestro viejo profesor de geografía, sólo que más bondadoso, más hermoso y de más suave trato, pues no sé por qué ya entonces se me había metido en la cabeza que debías ser buen mozo a pesar de tomarte por un viejo. Aquella noche, sin conocerte, soñé contigo por primera vez.

“Se vuelve siempre.
“-Sí, contesté-, se vuelve; pero cuando ya se ha olvidado.

(En el blog Natalia Book se están colgando una serie de comentarios sobre esta novela. En cuanto a la versión de cine de Xu Jinglei mi comentario se puede leer aquí)

10 comentarios:

Corazón Coraza dijo...

Sisisis...esta peli es para ver... leí frases y tus post anteriores sobre esta peli..y umuchasss anas de verla dan!! :)
Yo no la encontré en los buscadores... pero cuando la encuentre...ya la bajaré seguro!!
BESOTES ASUTRIANOOO!!
UN FUERTE ABRAZOTE!:)

Alfredo dijo...

Sin duda una peli para ver y que seguro que te encanta. Cuando la veas ya me contarás.

Un beso! :-)

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Carta de una desconocida me parece un relato magnífico, la empatía que logra Zweig con el espíritu de una mujer enamorada, loca de amor, es preciosa y aterradora. Nunca vi que una adaptación, ni de cine ni de teatro logre captar esa fuerza sin caer en lo melodramático o en lo cursi (como en el caso de la de Ophuls)

Saludos

Alfredo dijo...

Diego, estoy de acuerdo en la belleza estremecodora de la historia. La película de Ophuls no la he visto, pero la de la directora china me parece que capta muy bien la esencia de una historia llena de silencios, de deseos y de olvidos.

Un saludo!

Daniel Mercado dijo...

Visitar tu blog se va convirtiendo en tortura, siempre me deja las ganas de ver todo lo que comentas, espero tener suerte y conseguir la peli, al menos una.
De Zweig no había leído más que un par de biografías. Suficientemente buenas.
¡Un abrazo!

Alfredo dijo...

Hola Daniel!

Supongo que la película china no tendrás grandes problemas para conseguirla, la de Ophuls la verdad es que no tengo ni idea, porque yo tampoco la he visto.

De Zweig esta fue la primera obra que he leído.

Un abrazo!

Daniel Mercado dijo...

Me dispongo a ver esta película, gracias a vos la he podido conocer, ya te contaré mis impresiones.
Un abrazo

Alfredo dijo...

Espero con interés que me cuentes que te ha parecido la versión china de esta historia. A mí me parece sencillamente maravillosa.

Un saludo!!

Luna De Abril dijo...

Bueno...SIII!! tal cuáll!!! es así como decís la pelii!!...¿Qué puedo decir yo?? je!... Si vos lo decís mejor que yo! je... sup...me mató...la mujer con las flores blancas...!! y el idotaaa (con cariño he?jejej)nunca la recordaba!!...y cuando ella entró a su casa por primara vez.... esos ojos que miraban todo/a su casa -la de él- como si fuera algo... otro mundo.... la mano en el sofá...(q vos habías puesto una foto!) ....la mano por los libros.... nosé los detallles de la peli..me encataron!!....ni hablarrr de las vueltas de la vida!! eso me mató másss!!!..... pero lo que te decís es que ...el final!!!...el final me dejó...así...con el suspiro contenido.... a medio respirar.... ¡YO QUERÍA QUE SE QUEDARAN JUNTOOSSS!!... Si las pelis...todass (bueno...algunas....:(...) terminan así!!....bueno..será por eso... digo, que me quedó el final...sin agradarme demasiado... será porque no en todos los finales y las historias de AMor... "se quedan enamorados los dos y felices por siempre"....Buuuuaaaaaaaaa!!! Por eso miró una y otra vez SHREK!!! jajaja!!...... Bueno...pero me re gusta esa peli... :S ...:) je....
Bueno..hoy sin más...miré otra peli "china O japonesa"....heemmmmmm......el director es......heeee........Zhang Yimou !! Haaa!! viste cómo sé!! jaja! Lo acabo de buscar en el google porque no me acordaba el nombre!!...Bue! capaz vos la viste...se llama "La Casa de las dagas voladoras".... y también....no tiene un final muy feliz... bue! nosé.......je!

GRACIAS ASTURIANOOO!! COMO SIEMPRE, DE VERDAD!! POR DARNOS A CONOCER TAAAANTAS COSAS!!! (Bueno...al menos a mí!...:(..je!)

BESOTESSS ENORMEESSS!!:))

Alfredo dijo...

LUNA: Creo que el final que tiene la película es el único posible, lo que le termina de dar esa belleza única que sólo las historias tristes tienen. La directora consigue que nos emocionemos con una historia visualmente llena de detalles y tan convulsa como la propia historia de China en aquellos años.

La casa de las dagas voladoras la vi hace poco en televisión y sin haberme disgustado, tampoco me gustó. Yo recomendaría Tigre y Dragón, en la que además de unas coreografías de luchas espctaculares, contiene una historia de amor fantástica entre los dos personajes adultos.

Un beso porteña!!