martes, 17 de abril de 2012

Mario Vargas Llosa: “La cultura ha muerto”


La revista Magazine incluía en sus páginas el pasado día 15 de este mes de abril, una entrevista con el premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa, firmada por Xavi Ayén, con el motivo de la publicación de La civilización del espectáculo (Alfaguara), un ensayo en el que reflexiona acerca de la banalización que la idea de cultura está sufriendo en estos tiempos. Reproduzco a continuación varios fragmentos de esa entrevista

“Yo creo que la cultura debe ser entretenida, y que es una forma superior de entretenimiento y diversión, pero hasta hace poco no se contentó con ser solo eso, en tanto que hoy parece que sí. En el mundo actual, el primer valor de la tabla de valores es el entretenimiento. Eso es legítimo, y usted sabe que yo no soy un puritano, pero convertir la natural propensión a pasarlo bien en un valor supremo tiene consecuencias: se banaliza la cultura, se generaliza la frivolidad y prolifera el periodismo chismográfico”.

“Elliot dijo ahí [en Notas hacia la definición de cultura] ya en 1948: la cultura desaparecerá. Parecía una boutade y, sin embargo, se ha cumplido. Él escribió: “Y o veo razón alguna por la cual la decadencia de la cultura no pueda continuar y no podamos anticipar un tiempo, de alguna duración, del que se pueda decir que carece de cultura”. Pues bien, ese tiempo ha llegado, es el nuestro. La cultura, en el sentido que tradicionalmente se ha dado a ese término, está a punto de desaparecer.”

“Fue una idea ingenua creer que la cultura podía llegar a todos de la misma manera, eso simplemente no corre, la cultura tiene grados, niveles, no puedes pedir a todos que tengan la misma dedicación y vocación. Se parte de un buen sentimiento, pero la única manera de que la cultura llegue a todos es empobreciéndola. Se impuso la idea de que la noción de élite es antidemocrática, pero no han desaparecido las élites, sino la cultura. (…) Somos la primera civilización que ha eliminado la distinción entre precio y valor. Una obra de arte vale lo que vale su cotización en el mercado, y eso es aberrante.”

“El mundo anglosajón hace tiempo que introdujo la distinción entre la “cultura de la ceja levantada”, como las novelas de Joyce; y la “cultura de la ceja alicaída”, que serían los libros de Hemingway, pues estos son accesibles a los lectores comunes. Pero es una clasificación dentro del ámbito de la cultura, y lo de hoy es diferente: se da a lo inculto, a lo chabacano, la misma dignidad que a lo culto”.

“Se ha diluido la frontera, antes muy clara, entre el periodismo serio y el amarillo. Se busca entretener informando y eso genera una prensa light. Si la prioridad en entretener, inevitablemente acabamos en el chisme, pues nada entretiene más que las bajas pasiones. Incluso los medios serios tratan a los chefs y a los modistos con el mismo rango, si no más, que a los grandes filósofos o compositores”.

5 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Alfredo, leí fragmentos en el periódico "el País".

Vargas Llosa me parece un tipo de opiniones contravertidas, en lo político y ahora con lo de la cultura y su digamos decadencia o vulgarización. Es cierto mucho de lo que dice, pero no todo el periodismo es amarillo ni toda la cultura, literatura...es entretenimiento para "bobos".
Lo exquisito, "ceja subida" para entendidos dilectos es algo tópico, existen obras que el catalogaría de "ligeras", que son maravillosas. Complicado como siempre Vargas llosa, algo pontifica, creo, para no variar.

Besito y gracias por tu coment al tema premio.

CAS dijo...

La comodidad ha sucumbido frente al esfuerzo...
En todo nos hemos vuelto livianos, sin ver ni apreciar, cuánto perdemos con eso!

besos amigos, tiempo que no te "veía"

Jesus dijo...

LEi el artículo cuando se publicó pero se agradece la entrada pues es un tema que permite la controversia, la aportación de distintas ideas, en resumen lo que deberia ser la cultura. Admiro a Vargas Llosa como escritor, aunque solo sea porque he disfrutado al máximo con la lectura de algunas de sus obras, discrepo en bastantes ocasiones con sus idearios políticos, y en temas como en el que se plantea hoy, la sitaucón es ambivalente, pues aunque comparto las ideas del esfuerzo, no todo suele ser afortunadamnete blanco o negro.
Creo que si queremos preservar la cultura, debemos promover desde la sociedad, todo lo que se puede considerar cultura con mayusculas, dificilmente las bajas pasiones, la maledicencia y otras actuaciones frecuentes en prensa y television pueden entrar en esa consideración, pero si actividades que van desde lo mas simple a lo mas complejo desde las muestras artisticas mas populares, a lo que se ha definido como arte de "vanguardia", pues solo creando y recreando la cultura va creciendo y con ella la mejora de las persona y la de los pueblos. Con la globalización que sufrimos, parecemos abocados a una cierta "incultura" a la vanalización, a la pérdida del esfuerzo, pero espero que como siempre en el curso de la historia todo sea pasajero, siempre he creido que en esta película de la historia de la humanidad, al final deberian ganar los "buenos", posiblemente como en muchas otras cosas esté equivocado, pero deseo creerlo y potenciar el enriquecimiento cultural va en esa línea, por eso agradezco la psoibilidad que brindas con el texto de Vargas llosa de abrir un debate
Un saludo

Alfredo dijo...

Mis queridos amigos.

Dejando un poco de lado las ideas políticas de Vargas Llosa, con las que yo tampoco coincido en absoluto, lo cierto es que en esta entrevista utilizando un tono apocalíptico pone el acento en cuestiones que yo creo que son relevantes.

La impresión que yo tengo no es que la cultura no haya muerto pero sí que cada vez le interesa a menos personas y nada o casi nada a los responsables políticos, quienes en primera y en última instancia, tienen en sus manos los resortes que facilitan o dificultan el acceso a determinadas formas de cultura, bien por la mano de la oferta, bien por la parte del precio que se aplica.

De hecho yo lo vivo muy cerca porque, y solo es un ejemplo, en mi localidad de residencia hace tres años teníamos una obra de teatro mensual y ahora si tenemos tres al año tenemos suerte.

Y en el aspecto de la banalización estoy totalmente de acuerdo, y esa opinión está en la línea de Baudrillard y su cultura del simulacro.

En fin, que este es un tema muy complejo y me alegro del debate que se ha suscitado.

Abrazos para todos!!!

Anónimo dijo...

La cultura siempre se va a empobrecer de un lado y se va a enriquecer del otro; en Venezuela no viene el caso de empobrecimiento, sino fortalecimiento, aunque todavía no la veamos.
Venezuela caerá bajo la tutela de una cultura espiritualista, un arte basado en Dios y el espíritu, un arte bien refinado directo de las venas de Reubens y El Greco, como si el mismísimo cielo dibujáse los versos de un nuevo Libro, el libro de una nueva salvación. Prepárense venezolanos, porque estos años a por venir no van a ser fáciles, van a ser los más duros en la historia, pero serán los más hermosos no sólo en nuestra tierra, sino en el mundo.