lunes, 1 de noviembre de 2010

Pasajes. Viajes por el híper-espacio

Hasta el próximo 21 de febrero se puede visitar en el gijonés Centro de Arte y Creación Industrial, la muestra titulada Pasajes. Viajes por el híper espacio, formada por una selección de obras de la colección Thyssen-Bornemisza Art Contemporary.

La exposición acoge una serie de instalaciones y esculturas de gran tamaño, configurando un recorrido que pide al espectador su participación activa, poniendo a prueba la percepción que tenemos del espacio que nos rodea y de nuestra propia presencia.

Estas son algunas de las obras que conforman la muestra.

Maurizio Cattelan. Super Noi (Torino) (1996)


Una serie de rostros colgados en una pared formados a modos de retratos robot con descripciones aportadas por amigos del artista, para hacernos reflexionar acerca de la identidad y el súper yo.

Carsten Höller. Y (2003)


Pasillos formados por arcos de bombillas elevados ligeramente del suelo, donde se puede leer Exit Only. Pasillo por el que sólo se puede salir mientras a lo lejos vemos nuestra imagen reflejada en unos espejos.

Doug Aitken. No history (2005)


Una obra que está a medio camino entre un caleidoscopio y un laberinto, en el que el juego de espejos nos devuelve la imagen multiplicada, y el interior se vuelve inquietante y los límites parecen diluirse.

Ernesto Nieto. Esqueletos glóbulos


Suerte de gran esqueleto blanqueado por la luz de un desierto, que cuestiona de una forma muy poderosa los conceptos de interior y exterior. Una entrada a un híper espacio en la que no caben las categorías absolutas.

Ai Weiwei.


Instalaciones que apelan al cuerpo y a los sentidos y reflexionan acerca de la relación entre cuerpo, espacio y arquitectura.

Pipilotti Rist. Related legs (Yokohama dandelions) (2001)


La obra más emocionante de toda la exposición. Exige adentrarse en una suerte de bosque formado por telas livianas, y sobre las que se proyectan imágenes de piernas ajenas que parecen moverse al compás de las nuestras. Uno siente que camina por un espacio mágico como un bosque de cuento, hasta llegar a una pantalla en la que se proyectan imágenes coloristas, muy en la línea de esta artista suiza.

Janet Cardiff / George Bures Miller. Telephone (2004)


Una mesa, una silla, un flexo y un teléfono. Cuando se levanta el auricular se puede escuchar una conversación entre Janet Cardiff y un científico acerca de la naturaleza del espacio y del tiempo.

Los Carpinteros. Frío estudio del desastre (2005)


Otra de las obras más impactantes de la exposición. Un muro de hormigón estalla lanzando fragmentos hacia el frente, conformando un camino de desolación en el que parece que estemos dentro del desastre en el mismo momento en el que se ha producido.

Cerith Wyn Evans. Untitled (2008)


Cuatro columnas formadas por fluorescentes que evocan las columnas de la arquitectura clásica griega, y que casi parecen seres vivos.

Olafur Eliasson. Your incertain shadow (colour) (2010)


El espectador proyecta sobre la pared múltiples sombras que cambian de intensidad, color y tamaño en función de su posición.

6 comentarios:

CAS dijo...

Espectacular. El laberinto de espejos debe ser inquietante. El muro, es conmovedor.
Las sombras proyectadas te pertencen?
Si estuviese cerca, no me lo perdería sin duda!!
un fuerte abrazo.

Alfredo dijo...

Muy observadora. Efectivamente la sombra es la mía haciendo la fotografía que puedes ver. El callejón de los espejos es una de las piezas más destacadas de la muestra, inquietante y más con la guardia de seguridad siguiendo los pasos del visitante.

Abrazos!!

carmensabes dijo...

Inquietante y atractiva exposición, iré sin duda para interactuar con mis miedos y mis sombras.

Gracias Alfredo.

Alfredo dijo...

Pues vas a tener que venirte a Asturias, porque me he dado cuenta de que no he puesto que es en Gijón, y esta colección es de la rama de la familia opuesta, tanto en gusto artístico como en lo personal, al Thyssen Madrid.

Un saludo!!

carmensabes dijo...

Jajajajaja, bueno, pues a ver si tengo oportunidad de ir para allá.

Alfredo dijo...

Cicerone tendrías :)