domingo, 2 de agosto de 2009

Buscando un beso a medianoche (In searching for a midnight kiss, Alex Holdridge, 2008)



“Misántropo busca a misántropa. Si contestas a este anuncio no eres el tipo de mujer con la que quisiera salir, pero me siento solo en fin de año y estoy dispuesto a hacer el puto ridículo integral. Mis novias de los últimos años han sido inteligentes y guapísimas y al final todas me han roto el corazón, lo que da que pensar. Mi amigo dice que tengo que poner una foto. Nos hablamos pronto.”

Ahí está el punto de arranque de esta película indie norteamericana que nos habla de dos personajes que no han tenido el mejor año de su vida, y que buscan a alguien para despedir el año con un beso que les abra la puerta a un nuevo año esperanzador. Si Wilson (Scoot McNairy) lleva seis meses sin una cita y a sus 29 años intenta vivir como guionista después de romper con su chica, Vivian (Sara Simmonds) acaba de descubrir que su novio la engaña y sus sueños de ser actriz están a punto de irse al garete.


Dos soledades que se unirán en el día de Nochevieja en una ciudad de Los Ángeles alejada del glamour con el que se nos suele presentar en el cine, y que nos habla de las formas contemporáneas de relación social, en la que ya no hace falta salir a la calle para conseguir una cita, sino que basta con meterse en alguna de las redes sociales para encontrar afinidades (Al inicio de la película se cita una información de prensa que dice que entre el 25 de diciembre y el 1 de enero el número de personas conectadas a redes como la Craig’s List, Match.com o MySpace aumentan en un 300%).


Los personajes recorren la ciudad y terminamos por disfrutar con unos diálogos y unas situaciones que nos muestran los vaivenes emocionales, las vulnerabilidades, que muy bien pueden ser las nuestras, aderezado todo con un fino sentido del humor que, en alguna ocasión, nos lleva a la carcajada, en medio de una sinceridad que tiene tonos dulces no exentos de otros agrios. Todo ello aderezado por una estupenda banda sonora, que se convierte en uno de los grandes atractivos de la cinta.

Una película que no es una gran obra, pero que si se deja ver y que deja un poso agradable, en la que se tratan los sentimientos con respeto y con realismo, desde presupuestos adultos, con frescura, sin hueco para las grandes palabras ni para los gestos exagerados. Toda la historia se desarrolla en apenas unas horas, e intuimos que a partir de ese momento las vidas de los protagonistas ya no volverán a ser las mismas.


Toda la felicidad y toda la tristeza que el amor nos hace sentir a los humanos, quedan en evidencia en cada beso, en cada deambular por unas calles en blanco y negro, en la que los grandes teatros ya sólo son una sombra de lo que en su día fueron, en el atardecer que cae sobre la ciudad para dar paso a la noche, a las luces de neón, a las lágrimas que se asoman rebeldes cuando escuchamos la voz de esa persona que ya no está a nuestro lado y ala que echamos tanto de menos.

“El beso de medianoche no es un beso cualquiera. En él se concentran las esperanzas y el romanticismo de todo el año. Y ese beso súpersobrevalorado, que requiere tantas llamadas, SMS, planificación, prisas y copas para que se haga realidad, se da en un momento en el que el tiempo salta a la palestra, en el que se hacen evidentes el peso del año que entra y las oportunidades perdidas del año que se deja atrás.”

11 comentarios:

calamanda dijo...

SAL A BUSCARLO...ES MEDIANOCHE...
Creo que me encantará saber si lo
ha encontrado...La música del
video es muy bonita.Has despertado
mi curiosidad.

Como siempre llego tarde,no pude
en su momento comentarte que me
encanta Sophie Calle...Me parece
muy apasionante su vida y su trabajo,me encantaría verlo de cerca...la experiencia del detective me parece genial.

Estaré algunos días sin ordenador,
pero no lo notarás...ya me conoces...siempre llego ...la
última.

Un fuerte abrazo.

carmensabes dijo...

De momento a mí, me dejó un poso muy agradable y curioso.

Parece que está hecha a base de pequeñas cosas, que al final son las que importan...

Sin duda, la buscaré!

Muchos besiños amigo Alfredo!

carmensabes dijo...

Además el atractivo del blanco y negro, me encanta.

Alfredo dijo...

CALAMANDA: Lo importante es estar, llegar, el lugar no es algo relevante. Si te has quedado con la curiosidad entonces no te voy a desvelar nada más. Cuenta una historia que nos han contado miles de veces, pero eso no impide que nos interesemos por esos personajes que, por momentos, podemos ser cualqueira de nosotros.

Espero que recuperes tu máquina pronto y seguir en contacto.

Un beso, en este caso de mediodía!!

**********

CARMENSABES: Hay grandes historias en las pequeñas cosas, y las relaciones son un universo enormemente rico. En este caso se construye alrededor de un beso y de sentirse solo rodeado por millones de semejantes.

No toda la película es en blanco y negro, sólo lo es al principio y cuando el prota cuenta álgo de su pasado también al inicio.

Abrazos amistosos!!

calamanda dijo...

Gracias Alfredo,enterada...
como siempre estupendo.
La máquina está en perfectas
condiciones...cambiaré de latitud...ya imaginas.

Otro beso...de mediodía.

Alfredo dijo...

Pues nada, a pasarlo bien, descansar y volver con la pila cargada.

Bon voyage!!

Édgar Adrián Mora dijo...

Eeehh, se ve re-interesante la película, habrá que buscarla o esperarla. Un saludo.

Alfredo dijo...

En internet la encuentras sin ningún problema. Espero que te gust.

Abrazos!!

Carla dijo...

Parece una pelicula interesante. habra que verla.

CAS dijo...

Hoy me vengo a su casa, tempranito (bueno...no tanto, pero con el frío para más temprano que otros días) Tomo unos mates, y lo leo y ya me quedo enganchada con ver esta película, cuyo tema me resulta más que interesante, aunque lo hayan contado miles de veces. Le cambio el título: Bscando película recomendada al mediodía...jaja Buscando el amor de la vida, que no es otra cosa que el amor, solo que va cambiando de nombre y de cara, digo, no se...
Le convido con un amargo?
Un fuerte abrazo mi amigo asturiano.

Alfredo dijo...

CARLA: Pues espero que te guste. Yo creo que tiene los ingredientes necesarios para ello. Ya me contarás.

Un abrazo!!

*********

CAS: Hola madrugadora. Acepto el amargo con enorme placer, aunque sea virtual jajaja. Efectivamente, el amor cambia de rostro, de forma, pero es como la energía, siempre está ahí y sólo se transforma.

Abrazos transoceánicos!!