lunes, 26 de noviembre de 2007

Alizia 21 (Konjuro Teatro)



Jorge Moreno es actor, director y dramaturgo que con el texto titulado Alizia 21 logró hacerse con el II Premio Teatro Jovellanos y sus correspondientes 18.000 €, y ese fue el texto que representa actualmente con su grupo Konjuro Teatro. Una vez visto el montaje, la conclusión es que se trata de un texto probablemente más interesante leído que la plasmación escénica que ha conseguido el propio autor. Un texto tragicómico, surrealista y con tintes del teatro del absurdo en el que el mundo de los cuentos, o de las fantasías infantiles, se subvierte totalmente para dar lugar a una historias que llega a adquirir tintes truculentos, con momentos interesantes junto con otros más bien insípidos.

Alizia es un trasunto de la Alicia que Lewis Carroll trasladó al mundo de las maravillas, y que Jorge Moreno lleva a un mundo de pesadilla, un mundo en el que el personaje destruye a su creador, momento que se elige como arranque de la obra para luego iniciar un viaje tenebroso por los miedos a los que nos enfrentamos los seres humanos todos los días.

La frialdad de las actuaciones lastró el desarrollo de la obra durante una buena parte de la misma, notándose una candencia de ritmo tirando a monótono, algo que se subsanó en parte a partir de la escena del obispo de todas la religiones, donde se genera uno de los momentos más cómicos de la obra, junto con la escena del juicio y la parodia que Jorge hace de un Franco a punto de morir y sentado en una silla de ruedas, acompañado por un Borbón travestido e histriónico, a los que dan vida Jorge Moreno y David Acera. A partir de ahí, el ritmo cobra una velocidad que le va más acorde al desarrollo de la historia, y que consigue que los espectadores no nos terminemos de aburrir del todo.

Punto a favor del texto es el sentido más que negro de un humor que arremete contra todo y contra todos. Nadie se salva de verse reflejado en un espejo deformante que destapa la cara absurda que hay detrás de los violentos de ultraderecha, de la religión, de una justicia que es totalmente demencial, de unos hombres ratas enganchados a las drogas y sólo capaces de vivir en la basura, de los terroristas suicidas… Se trata de recopilar "las partes más negativas de la sociedad que estamos viviendo", tal y como declaró el autor al periódico La Voz de Asturias.

Este montaje es un ejemplo más de cómo los grupos asturianos se ven obligados a estrenar al menos una obra al año, para seguir "cazando" las más que necesarias subvenciones oficiales para poder continuar malviviendo, algo que, necesariamente, va en contra de la calidad. A pesar de ello, no deja de ser un texto interesante dentro del paupérrimo panorama creador que tenemos en Asturias, y Konjuro Teatro en general, y Jorge Moreno en particular, son referencias ineludibles, y de los que cabe esperar más y mejor como ya nos han demostrado en ocasiones anteriores.

Bunbury. Alicia

7 comentarios:

Daniel Mercado dijo...

Pues, una obra al año por compañía, y subvención estatale, es más que lo que podría pedir en mi país, donde la cultura es famélica.

Revista *CaLMa* dijo...

El teatro, que gran cosa...la de años que no voy al teatro. La última que vi Tio Vania, todos fracasados, los personajes y los espectadores

Jesus

Milagros Sánchez dijo...

Según tus explicaciones esta obra aunque lenta o pesada en cierta parte, al menos tiene un argumento crítico muy loable. ¡Suerte que puedes ir al teatro! Los precios últimamente están por las nubes, en cuestión de cultura (por desgracia).
Sobre Bumbury decirte que me gusta mucho su interpretación y su música.
Un abrazo

Alfredo dijo...

DANIEL: Si las compañías tuvieran más funciones, seguramente no necesitarían estar todos los años pendientes de las subvenciones para tener que estrenar montaje nuevo todos los años. Así podrían preparar las cosas con algo más de tiempo y seguro que subiría la calidad.
Cierto que hay sitios donde se está peor.

Un saludo!

*********************************

JESÚS: De vez en cuando, aunque sea una vez al año, al teatro hay que ir, y si se falla en la elección, mala suerte. Hay que seguir intentándolo.

Saludos!

***********************************

MILA: Como digo me parece mejor el texto que la puesta en escena que nos ofrecieron por aquí, a pesar de que el director y el autor son la misma persona. Si tiene momentos más aceptables, y la carga de fondo no está mal.
Aquí en Asturias hay posibilidades de ir al teatro de forma gratuita, como fue el caso de esta obra y de la programación de Cajastur en varias poblaciones.
Comparto interés por Bunbury, a quien vengo escuchando desde el primer disco con Héroes, hace ya algo más de 20 años.

Un abrazo!

Alfredo dijo...

DANIEL: Si las compañías tuvieran más funciones, seguramente no necesitarían estar todos los años pendientes de las subvenciones para tener que estrenar montaje nuevo todos los años. Así podrían preparar las cosas con algo más de tiempo y seguro que subiría la calidad.
Cierto que hay sitios donde se está peor.

Un saludo!

*********************************

JESÚS: De vez en cuando, aunque sea una vez al año, al teatro hay que ir, y si se falla en la elección, mala suerte. Hay que seguir intentándolo.

Saludos!

***********************************

MILA: Como digo me parece mejor el texto que la puesta en escena que nos ofrecieron por aquí, a pesar de que el director y el autor son la misma persona. Si tiene momentos más aceptables, y la carga de fondo no está mal.
Aquí en Asturias hay posibilidades de ir al teatro de forma gratuita, como fue el caso de esta obra y de la programación de Cajastur en varias poblaciones.
Comparto interés por Bunbury, a quien vengo escuchando desde el primer disco con Héroes, hace ya algo más de 20 años.

Un abrazo!

elputocriticón dijo...

pues tiene buena pinta! hace tiempo que se rumorea que tim burton tiene que hacer una nueva adaptación de alicia en el país de las maravillas con animación pero no se como acabará la cosa..

Alfredo dijo...

CRITICON: Ciertamente la obra da un punto de vista absolutamente diferente del que da la obra original y eso hay que reconocerlo.

Si Tim Burton se mete en ese universo, el resultado seguro que merece la pena verlo.

Un saludo!