jueves, 10 de julio de 2014

Richard Neutra: Arte, paisaje y confort

Casa Perkins, Pasadena, California, 1955.


La buena arquitectura sana y la mala arquitectura enferma. Esta sería una forma tirando a burda de resumir el ideal arquitectónico del austriaco de Viena Richard Neutra (1892- Wuppertal, Alemania, 1970), que se convirtió en una de las figuras de referencia del movimiento moderno en la arquitectura. Una figura señera que estudió y trabajó con otros arquitectos de la talla de Adolf Loos, Eric Mendelsohn, Frank Lloyd Wright o Rudolf Schindler.

Casa Nesbitt, Los Ángeles, California, 1941-42.

La primera frase de este artículo, tiene relación con el interés profundo que tenía Neutra de ajustar perfectamente sus viviendas, desarrolladas fundamentalmente en California después de emigrar a los Estados Unidos a mediados de los años veinte, a las necesidades de sus clientes. Una preocupación que le llevaba a entregar a sus clientes detallados cuestionarios para conocer exactamente qué tipo de vivienda necesitaban.

Apartamentos Landfair, Los Ángeles, 1937.

Casas en las que ensayó nuevos métodos constructivos convertidos ya en clásicos, y en las que conjugaba la funcionalidad y la comodidad, con el toque artístico y la inserción perfecta en el paisaje y, muchas de ellas, convertidas en excelentes miradores de un paisaje magnifico y dotadas de una dimensión humana esencial.

The Rosalind Rajogopals Addition, Los Ángeles, 1934.

Su concepto de lo esencial se resume en su convicción de que fueron los minoicos y los indios navajos los pueblos que habían conseguido construir con una sencillez refinada, la misma que buscó Neutra prestado una gran atención a los pequeños detalles, esos que de forma aislada pueden pasar desapercibidos pero que combinados en un espacio terminan por definirlo de una manera determinada.

Casa Anna Sten y Eugene Franke, Santa Mónica, California, 1934. 

“A los ocho años de edad hice mi primer viaje en el metro recién inaugurado de Viena… Me enamoré de los edificios de Wagner [Otto Wagner fue el autor de las estaciones de ese metro] así como de sus luchas…” Eso dejó escrito Neutra acerca de su primera toma de conciencia de la importancia que tiene la arquitectura en nuestra vida cotidiana. Hay que tener en cuenta que Neutra creció y se formó en plena efervescencia de la Secesión vienesa, un movimiento reformador en todos los órdenes artísticos de la mano de pintores como Gustav Klimt, arquitectos como Olbricht o músicos como Arnold Schönberg, padre del dodecafonismo.

Corona School, Los Ángeles, 1935.

De Stilj o la sutileza constructiva japonesa fueron otra de sus fuentes de inspiración a la hora de desarrollar un estilo personal en el que presta atención “a la masa y a la proporción, a la composición en punto, línea y plano”, tal y como escribe Barbara Lamprecht en la monografía dedicada a Neutra y publicada por Taschen.

Airman Memorial Chapel, 1957.

La misma autora pone de manifiesto la importancia que tuvo en la arquitectura de Neutra, la lectura de la obra “Principios de psicología fisiológica”, publicada en 1874 por Wilhelm Wundt, y Lamprecht afirma que Neutra “aceptaba la hipótesis de que el código genético humano había evolucionado en las sabanas de África Oriental, con sus llanuras abiertas salpicadas de grupos de árboles, hipótesis que se reflejó de una manera sensible en sus diseños. Los seres humanos debían de ser capaces de orientarse en sus alrededores; para ello necesitan todos sus sentidos”.

Más información: Wikiarquitectura, USC [en].