lunes, 15 de enero de 2007

Babel

Este fin de semana tocó sesión de cine y la elegida fue Babel. A tenor de las sensaciones con las que salí de la sala la elección fue perfecta. Una película de esas que hay que ver y pensar y repensar una vez vista.
Un acto aparentemente intrascendente, un gesto de agradecimiento, casi termina por convertirse en un maremoto mundial, que le sirve al director para reflexionar sobre los problemas que surgen en el acto de la comunicación/incomunicación y como todas las formas que tenemos para relacionarnos con nuestros iguales son básicamente imperfectas, y aún compartiendo códigos no siempre lo que intentamos transmitir es recibido como nos gustaría, en muchas ocasiones porque no somos capaces de liberarnos de nuestros prejuicios, e intentamos que se ajusten a nuestros propios esquemas mentales, en lugar de optar por la flexibilidad y, sobre todo, por ese arte que es el escuchar. Tan preocupados estamos en hablar que no somos capaces de pararnos e intentar comprender que es lo que el otro nos quiere decir.
Sobre esa base, el director también reflexiona sobre otras cosas como el concepto de familia, cómo este varía en función de la cultura en la que estemos inmersos. También el sexo, elemento mediante el cual se intentan comunicar algunos de los personajes, en un intento desesperado por llegar a los demás. Tan desesperado que puede llegar a conducirlos al borde del abismo.
También la sombra alargada de la muerte campea a lo largo de todos los minutos que dura la película.
Si no la han visto, pasen, veánla y piénsenla.

4 comentarios:

Daniel Mercado dijo...

He leído algunos de tus posts y me han agradado. Pude ver Babel y pese a las expectativas que tenía, me decepcionó. La noté un tanto excesiva. Sin embargo el fondo es, como dices, universal.
En otro orden de cosas. ¿has visto Paisaje en la niebla?, me gustaría conocer tu opinión.

Alfredo dijo...

Bienvenido y gracias por tu visita y el comentario.

Babel tiene en mi opinión un error importante de desconocimiento y es el hecho de poner en Marruecos la historia norteafricana, cuando Argelia sería mucho más adecuado por el tema del terrorimos islamista. Luego también es una película para ver en versión original y no en sala comercial, así que cuando la consiga en DVD volveré a verla.

Una virtud es que me parece una buena película a pesar de Brad Pitt, lo cual no es pecata minuta.
La confrontación entre distintos modos de vida entre países, para mí, es otro de los alicientes.

Siento no haber visto Paisaje en la niebla, así que no te puedo decir nada al respecto. Lo siento, pero gracias por pedirme la opinión.

Un saludo y vuelve siempre que quieras. Yo te devolveré la visita en tu blog.

Margot dijo...

Hola Alfredo, yo tambien he leido varios de tus posts y me han gustado, sólo que en cuanto a Babel no coincido. Sinceramente también me desepcionó, creo que las historias aunque, si, universales, son muy flojas, algunas casi vacías y pareciera que sólo fuera el pretexto de rodar en varios paises para hacerse el interesante. Aunque quizá Brad Pitt no parezca un gran actor, tiene lo suyo cuando lo saben explotar, cosa que no consiguió G.I., al igual que con muchos de los personajes; las historias no pasan de ser el cliché de cada región, y es tan evidente, empezando por lo que tu mismo dices, lo de Marruecos, y rematando en el hecho de que los gringos siempre son los buenos de la pelicula, que le hacen un favor al mundo. En fin, ojalá sigas escribiendo más de cine, me gustaron mucho varios posts que has escrito, y quiero ver varias peliculas de las que has posteado. Bye !!

Alfredo dijo...

Margot, gracias por este primer comentario que espero que no sea el último. Ahora que ya hemos sido presentados oficialmente, también me pasaré a echarle un vistazo a tu espacio.

Conozco a más personas que están más de acuerdo con tu opinión que con la mía y viceversa, pero eso está bien. En la peli, en la historia que transcurre en la frontera de los USA con Mexico, los yankis no salen bien parados. De las tres historias la que más me gusta es la que transcurre en Japón, aunque es cierto que está traída un poco por los pelos.

Y reconozco que no puedo con Brad Pitt, que lo único que me parece es un guapito pero con muy poco detrás.

Gracias por los elogios, y seguro que seguiré escribiendo de cine y de toda la selva de temas que se me van ocurriendo.

Un abrazo y vuelve cuando gustes. Gracias !