jueves, 4 de julio de 2013

Alfred Jensen: la abstracción concreta

Twelve Events in a Dual Universe, 1978.

Estamos ante el caso de un artista que a lo largo de su vida, al menos hasta que en los años 50 se afincó en Nueva York, vivió múltiples y variadas experiencias viajando por todo el mundo y trabajando en múltiples y variados oficios. Tal vez tenía que ser así al nacer en la capital de Guatemala en 1903, de padre danés y madre germano-polaca. La muerte de su madre cuando tenía siete años fue un punto de inflexión importante, tal y como el mismo Alfred Jensen reconoció alguna vez, y arranque de su vocación artística.

Family Portrait, 1975.

Pero antes de llegar a ese punto, su padre lo envió con un tío a Dinamarca para seguir sus estudios. Luego se enrolaría en la marina mercante para conocer mundo, y ahí ya dibujaba retratos de los tripulantes y pasajeros. Más tarde, ya en los Estados Unidos, trabajará como cowboy, en una granja de pollos, entre otros oficios mientras completaba sus estudios artísticos.

Mr. Faraday's Diagram, 1975.

De todo ese magma salen algunas de las claves definitorias del estilo de Jensen, un estilo que tiene en la naturaleza, en las culturas precolombinas, en la necesidad de volver a tener una relación natural con el medio, con la idea de verdad. Jensen, como ha puesto de manifiesto Henry Luce III, “creía en la existencia de un orden universal que rige los asuntos humanos, en un orden eterno en los asuntos divinos. Creía que científicos, filósofos y artistas tenían que interactuar con el objetivo de identificar la verdad única”.

Negative Positive Optic Electric Force, 1975.

Eso le llevará a desarrollar un estilo abstracto que le pondrá en contacto con los expresionistas abstractos norteamericanos, al mismo tiempo que se sentía influido por los escritos de Goethe y de Leonardo sobre los colores y el arte de la pintura. Y es que una parte importante de su formación artística le llevará a cabo en Europa en la segunda mitad de los años 20.

Remote Sensing, 1979.

Así estudiará en Munich con HansHofmann, un pintor vinculado al expresionismo abstracto, y conocerá a los representantes del grupo El Puente. En 1929, continuará sus estudios en París, antes de regresar a los Estados Unidos donde empezará a relacionarse con MarkRothko, Dubuffet, Miró o Kaprow, entre otros.

Glorious Circle, 1959.

Ya en los años 50 trabajará en obras seriadas, incorporando elementos geométricos, la caligrafía, la repetición, el orden y un color en el que es posible adivinar la presencia de las antiguas culturas del continente americano anterior a la llegada europea. No hay que olvidar que su niñera en Guatemala era una mujer indígena.

River Diagram Lo Shu, 1971.

Elementos de la historia de China, de las series numéricas que ayudaron a dar forma a la arquitectura griega, las series pitagóricas, de astronomía, los efectos planetarios sobre las estaciones, son otros elementos que van a cobrar forma en las pinturas de Jensen.

Más información: Wikipedia, New York Times.

2 comentarios:

casss dijo...

Abro mi mente.Cuánto aprendo....

un fuerte abrazo

Alfredo dijo...

Otra forma de dar protagonismo al color y a la geometría, diferente al de la brasileña Milhazes, pero igualmente atractiva especialmente por el contenido de fondo.

Besos!