domingo, 4 de marzo de 2012

Elizabeth Peyton, retratos desde la memoria


Ben Drawing.

“Como santos nacidos de un Greco que hubiera cambiado las visiones sacras por el pastilleo, amanecen con la violenta resaca de una noche al raso, esclerotizados de venenos y, al mismo tiempo, morbosos de fragilidad sin sentimentalismo”. Así definía Julio Valdeón Blanco, en las páginas del diario El Mundo, los personajes retratados por los pinceles de la norteamericana Elizabeth Peyton (Danbury, Connecticut, 1965)

David Hockney.
Una pintora que empezó a hacerse un nombre al amparo del regreso a la figuración que inició el mundo pictórico en los primeros años 90. A partir de ese momento su arte entra en una fase de madurez que la ha llevado a convertirse en una de las retratistas de mayor éxito artístico y comercial.

Gladys Presley y Elvis.
Eso gracias a una particular combinación de dibujo, fotografía y pintura, para dar nacimiento a unos retratos nacidos del recuerdo de la propia artista, de los dibujos realizados por ella y de fotografías tomadas de los medios de comunicación o llevadas a cabo por Peyton. Con todo ello forma la base de la saldrá el retrato.

Michelle y Sasha Obama listening to Barack Obama
at the Democratic National Convention august 2008.
Son personajes vinculados al mundo del arte, de la historia, de la música pop, la política o la monarquía británica a los que sitúa en posiciones que poco o nada tienen que ver con la actividad profesional que les ha dado la fama. Así en sus cuadros caben los hermanos Gallagher, Napoleón, los hijos de Lady Diana o la familia Kennedy o los Obama.

Larvis and Liam samoking.
Figuras estilizadas a la manera de un Greco, con una paleta pop a lo Andy Warhol o David Hockney, en las que resalta la ambigüedad, un cierto aire andrógino, de sexualidad ambigua, que aparecen reclinadas, sentadas, fumando, de muchas formas menos posando para la artista. Personajes que viven en el aire de sus cigarrillos, en los márgenes de la fama y las barras de labios capaces de provocarnos una reacción emocional intensa, de hacernos pensar en la relación que mantenemos cada uno de nosotros con cualquiera de esos personajes.

Little Em.
“No estoy únicamente interesada en sus cabezas. Es su cuerpo y su cara y sus ojos”, le dice Peyton a David Shapiro en esta entrevista, en la que también reconoce que sus pintores favoritos son Warhol, Sargent, van Dyck, Goya, Velázquez, Manet, Hockney y Karen Kilimnik.

Kurt.
Cierro este artículo de nuevo con las palabras de Julio Valdeón: “Sorprende que la evangelista del pop desmaquillado, accesible e intenso, no recibiera antes los galones. Embajadora de una sentimentalidad plenamente contemporánea, sus cuadros viajan entre el fogonazo público y la fontanería íntima. El culto a la litografía del héroe y el contrachapado de la celebridad no evita que indague en las convulsiones del yo, lejos del inquietante fanatismo que convirtió a Warhol en pelele”.

8 comentarios:

PACO HIDALGO dijo...

Sí, cansancio y tristeza veo en muchos de esos ojos salidos de la noche. Pero interesante las miradas de Elizabeth Peyton. Buena semana, Alfredo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Un ensimismamiento, una ausencia en los retratos tan coloristas con las influencias que citas, el mismo Hockney, andrógino.
Es lunes, ánimos, buena semana y un besito.

Alfredo dijo...

PACO: Son retratos alejados de lo que se entiende habitualmente por ello. Eso los hace diferentes y originales.

Un abrazo!!

******

NATALIA: Efectivamente la huella de gente como Hockney, del que Peyton declara que la encanta, y una paleta de aire pop. Todo ello y algo más da origen a una forma de entender el retrato muy personal.

Besos!!

Jesus dijo...

Son cuadros con fuerza, retratos que intentan recoger el alam de los retratados, es innegable la existencia de influencia de esos pintores que se citan, la mayoria grandes artstas del retrat a lo largo de muchas épocas
Ferza, sentimiento y emoción es las caras en los fondos que te obligan a mirar mas alla,...

CAS dijo...

convulsiones del yo.
del tú,
del nosotros.

convulsiones que nos sensibilizan.

Me gustó mucho la artista y su obra.

un fuerte abrazo!

Alfredo dijo...

JESUS: Y todos ellos dotados de una extraña melancolía, una mirada que vaga lejos de nosotros que somos unos extraños en su mundo.

Un saludo!!

******

CAS: La pintora saca afuera ese interior y eso le da una fuerza especial a los retratos.

Un beso!!

Cristina Benito dijo...

No conocía a esta artista, gracias por recoger su obra.
Enhorabuena por el blog, muy interesante. Un saludo,
Cristina

Alfredo dijo...

Gracias a ti Cristina.

Un saludo!