martes, 11 de mayo de 2010

Gary Hill (Santa Mónica, California, 1951)



"¿Qué se gana con una descripción, con un recorrido en palabras?
¿Se trata de recordar al espectador que ha visto lo que realmente vio?
¿No sería esto un pisoteo de su memoria, un falso recuerdo, un bosquejo vulgar
de su fascinación, una burda aproximación a la naturaleza de su ajuste a la luz (o a la oscuridad)?” (Gary Hill)

“Esto parece recordar a la naturaleza primaria de un sistema antiguo de señales… La delgada línea entre el lenguaje, la música, el llamado y los gritos animales, subraya la naturaleza impenetrable del sonido, y tal vez deja al espectador con la sensación de haber llegado a un tiempo y un lugar donde no debería estar (o no está): una realidad paralela” (Gary Hill)

“Se trata de encontrarse a sí mismo a través del encuentro con el otro y el espacio entre los dos. Es sobre encontrar el yo –una especie de espejo colocado por otro ser- un ‘barco’ que pasa en la noche, que vislumbra lo que significa estar cerca y ser autoconsciente del extraño, incluyéndonos a nosotros mismos”. (Gary Hill a propósito de Tall Ships [Barcos de vela], 1992)


“La mayor parte del tiempo trato de hacer obras que incorporen una cierta reflexividad pero que a la vez eviten ser demasiado didácticas. La esperanza es que la naturaleza del trabajo resuene con esa reflexión y transmita la verdadera materialidad de la idea a la posición del espectador, lo que en muchas instancias puede circunscribirlo a él mismo como parte de la obra”. (Gary Hill)

“Si pudiera describirse con palabras la experiencia de transitar por alguna de las video instalaciones de Gary Hill, muchos coincidirían en una: desorientación. Acostumbrados –como estamos– a la referencialidad de las imágenes, a interpretar sin demasiadas complicaciones su sentido (es decir, a descubrir el sentido que ya estaba implícito en ellas) y a esperar cierta respuesta más o menos estandarizada de los dispositivos tecnológicos, las obras de Hill producen un efecto inmediato claramente distanciador.” (Rodrigo Alonso)

“Tras un breve período dedicado a la escultura y a obras sonoras producidas a partir de sus materiales de trabajo, Gary Hill comenzó a utilizar el video en los inicios de la década del ‘70. La cinta magnética era aún muy joven; no obstante, Hill entrevió su potencialidad estética y se consagró durante algún tiempo a experimentar con las particularidades de este soporte audiovisual.” (Rodrigo Alonso)

“Influenciado por sus lecturas en semiótica y lingüística, sus obras comienzan a cuestionar la relación entre el sonido y la imagen, y entre ésta y la realidad. Progresivamente, empieza a utilizar textos que confronta a su vez con los elementos previos, en una serie de experimentos audiovisuales que tienden a minar la naturaleza referencial del medio. Sonido e imagen se relacionan de manera forzada o arbitraria, por ejemplo, haciendo que la duración de los fragmentos visuales coincida con la duración de las sílabas de un texto oral.” (Rodrigo Alonso)


“Las video instalaciones van acompañadas, generalmente, por textos de renombrados filósofos (Martin Heidegger, Maurice Blanchot, Ludwig Wittgenstein, Gregory Bateson) o por textos propios desplegados en la lectura.” (Rodrigo Alonso)

“Cogí la cámara y empecé a caminar por ahí”. Así, tan simple y al parecer azarosamente comenzó en 1973 la historia del trabajo “en el vídeo” de uno de los artistas más influyentes y reconocidos de su generación.” (Pilar Ribal)

“Si como videoartista la técnica ha seguido siendo central para él, con los años su obra se fue abriendo progresivamente a la vida del hombre. La electrónica y los media fueron así el laboratorio de ensayo para uno de sus intereses centrales: cómo se transmite, cómo se desplaza o se desvirtúa el mensaje entre los seres humanos; cómo conviven en un mismo escenario las personas y los personajes.” (María Elena Ramos)

“Hill se fue ocupando de contenidos y temas, saberes y objetos extra-artísticos, como los lugares cotidianos de la casa o el taller, las noticias de prensa, la psicología de los individuos, el comportamiento de los animales, las metáforas con lo social y lo político.” (María Elena Ramos)

“Crea aquí una poética del todo y de la parte; de la acotación espacial y del flujo temporal; de la división y el discernimiento como necesidad del ojo analítico que separa y des-compone para mejor comprender; del fraccionamiento como modo imprescindible al discurso tecnológico (y más precisamente al del video o la fotografía, pues cada encuadre es sólo una parte, un fragmento posible de lo visible –o un fragmento imaginario de lo posible). Este discurso fragmentario es en Hill una crítica humanista al extrañamiento del hombre ante lo que debería serle más integrado y reconocible: su cuerpo completo y propiamente suyo, ése que hoy no siempre le pertenece.” (María Elena Ramos)


“Más estructurada que los simples sonidos existe la palabra. Y la obra de Gary Hill también se apega al eterno valor de esa palabra cuando incorpora a su laboratorio de experimentación el lenguaje oral, el texto narrativo y el poético. A esto se agrega un interés más plástico cuando se detiene en el artesanado táctil del libro y cuando toma muy en cuenta la cenestesia involucrada en el acto mismo de leer. Así en muchos de sus trabajos está presente la escritura, con su connatural llamado a la lectura: a que el libro cobre existencia como ser: un ser-leído.” (María Elena Ramos)

4 comentarios:

Balamgo dijo...

Muy interesante y explícito post.
Una clase de arte en toda regla.
Un abrazo

Alfredo dijo...

Muchas gracias.

Abrazos!!

osmaro dijo...

hola soy de la Republica de El salvador estoy aplicando para una beca de estudios en artes visuales, el lugar de disfrute es Snt Monica, estoy averiguando informacion sobre el que hacer artistico, las tendencias y las corrientes artisticas en la localidad, talvez tu puedasenviarme alguna informacion de interes gracias att. Rene Osmaro,

Alfredo dijo...

Pues lamento no poder atender una petición de información tan específica como la que me haces. No tengo datos concretos acerca de los movimientos artísticos que se puedan estar generando en esa ciudad norteamericana.

Lo siento y mucha suerte con tu beca.