lunes, 15 de marzo de 2010

Queda prohibido

Hace ya algún tiempo, publiqué aquí este poema que un amigo me había dejado y que no tenía clara su autoría. En algunas páginas web lo encontré atribuido a Pablo Neruda, atribución que no me parecía la adecuada. Ahora, hace unos días, una amiga, Vanesa, me sacó de la duda y me puso en el buen camino y se lo agradezco. Para que conste, el autor del poema es el vizcaíno Alfredo Cuervo Barrero.

¡QUEDA PROHIBIDO!

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.
Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!
Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.
Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.
Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

Alfredo Cuervo Barrero

8 comentarios:

PACO HIDALGO dijo...

¡Qué maravilla de poema! Vaya si se lucio el amigo Cuervo. Es increible lo que dice (queda prohibido levantarte un día sin saber que hacer, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no ser tú ante la gente...)
Deberíamos tenerlo todos colgados en la puerta del frigorífico y leerlo cada mañana al levantarnos. Yo, desde luego, me lo llevo a mis archivos y lo leeré varias veces y lo recomendaré.
También me gustó mucho la entrada del blues; tu blog es muy variado y eso es lo bueno, el eclecticismo, lo contrario lleva al fundamentalismo (un poco exagerado soy; los del sur somos así). Un fuerte abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Un cúmulo de "prohibiciones" idealizadas, mandamientos perfectos, ánimos a prueba de stres y de flaquezas...qué difícil.
La palabra prohibido me pone en guardia, aquella del mayo del 68, me cuadra, otro imposible:
!PROHIBIDO PROHIBIR !
Preferiría; sugeriero o intenta...el camino de la dicha, dentro de lo posible.
Bsitoooos.

Alfredo dijo...

PACO: Supongo que el blog es una prolongación de mi personalidad, es ecléctico como mis gustos. Soy de los que piensa que la curiosidad es una actitud vital fundamental y eso me lleva a tocar palos muy diversos. Y el poema es impactante.

Un abrazo!!

********

NATALIA: Yo tampoco soy muy amigo de las prohibiciones, aunque vivimos en sociedades en las que nos están prohibiendo cosas todos los días. En este caso yo me lo tomo como algo simbólico más que real y que le da mucha fuerza.

Un beso!!

Balamgo dijo...

Es un pedazo de poema. Me ha gustado mucho.Lo suscribo en su intregidad.
Un saludo.

vanesa dijo...

Desde hace un par de años, este texto ocupa un lugar de honor en el corcho de mi oficina... para que no se me olviden algunas cosas.
Hasta hace poco, había compartido este descubrimiento con algunas personas cercanas, pero cuando vi que en este blog sólo había una parte, decidí que tenía que compartirlo de nuevo en su versión íntegra.
Alfredo, me alegro de que lo hayas subido al blog y de que todas esas frases estén ahora a disposición de mucha más gente. Enemiga acérrima de las prohibiciones (edúcame para que tenga capacidad de decidir y no me prohíbas), me prescribo a mí misma, sin embargo, estas dulces obligaciones.

Alfredo dijo...

Gracias a ti por resolverme la duda y hacerme llegar la copia completa de este texto que contiene un montón de cosas más que aprovechables.

Un beso!!

vanesa dijo...

Ahora sí que va la versión auténtica, a la que el poema anterior ha cambiado algunos matices, tiempos verbales y alguna cosa más. Acabo de descubrir esto en el blog de su autor, alfredo cuervo barrero (centroycontorno.blogia.com). Si podéis, echadle un vistazo. Vale la pena.


QUEDA PROHIBIDO

¿ Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.
 
Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.
 
Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.
 
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.
 
Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.
 
Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.
 
Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.
 
Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
 
Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.
 
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.
 
Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero ®

Alfredo dijo...

Gracias Vane por la molestia. Ahora ya está todo completo.

Un abrazo!!