lunes, 22 de febrero de 2010

Ugo Rondinone (Brunnen, Suiza, 1964)



Si a la obra de cualquier artista hay que acercarse con la mente abierta, dejando de lado todo tipo de prejuicios que nos podrían impedir una correcta apreciación, el diálogo sincero con la obra, en el caso de este suizo afincado en Nueva York, y uno de los más considerados por el mercado del arte, esa actitud es primordial para adentrarse en el laberinto creativo de un artista multidisciplinar, capaz de aunar el pop más rabioso y el minimal más esencial.

Pintura, escultura, video, instalaciones, papel, luz, son entre otros los canales que Rondine utiliza para hablar, fundamentalmente, del tiempo, de su paso de la emoción, los sueños, la poesía, pero también de lo cotidiano. Desde que en los 90 irrumpiera con fuerza en el panorama artístico, ha ido elaborando un corpus muy original en el que explora “nociones de gran profundidad emocional y física que él encuentra en los elementos más banales de nuestra vida”.


Una inspiración que le puede surgir de frases que usamos todos los días, de canciones, exclamaciones con las que compone arco iris de neón o esculturas que cantan al amor y a la vida. La literatura es otra fuente inspiradora, como es el caso de The night of lead (La noche del plomo), una muestra que se pudo ver en el MUSAC de la ciudad de León, y que se basa en la novela homónima del escritor expresionista alemán, Hans Henny Jahn (Das nacht aus blei). El propio artista dice de esta obra que “narra el recorrido de un personaje sin nombre que deambula por una ciudad desconocida en una noche de invierno y se encuentra consigo mismo, veinte años más joven, y moribundo. El “yo” de más edad guía al ‘yo’ joven a través de la noche, y con la llegada del alba, el yo de menor edad ha muerto. la construcción de la identidad y la introspección, sobre cómo el refugio de la noche alienta la honestidad y la catarsis, de cómo la vida del narrador esta a merced de su propia narración”.


Además del tiempo y de la identidad, el artista explora, asimismo, la relación que existe entre el medio natural y el artificial de nuestras ciudades. Así, ha realizado unas grandes esculturas metálicas que reproducen olivos pintados de blanco y que coloca en medio de los medios urbanos. Son reproducciones de olivos de un pueblo de Nápoles del que proceden sus padres, y en el que la relación con este árbol es muy especial, y que Rondinone reproduce en aluminio y coloca, por ejemplo, en pleno Manhattan, un lugar dominado por los rascacielos de acero y de cristal.

Termino devolviendo la palabra al artista cuando explica que “si mi trabajo en general es un acercamiento no lineal al mundo, el concepto de tiempo, que ha venido ocupando mi trabajo desde el inicio, me produce una cierta sensación de crecimiento”.

8 comentarios:

calamanda dijo...

Me gusta la obra de Rondinone...no
te deja indiferente. Muy bonito
el vídeo de "La noche de plomo"...
pero yo hubiera quitado las naranjas o mandarinas...

Saludos, un beso.-

Mimí dijo...

A mi la exposición de León, el MUSAC se me hizo escasa, me gustó la última sala,los videos a oscuras a temperatura ambiente, pero a la noche con los árboles le hubiera dado más enfásis, no es lógico que sea el guía el que te diga qué debes sentir, las obras deben ser capaces de trasmitir por si mismas.

Un abrazote.

CAS dijo...

Cuando vengo por tu blog, por supuesto que abro mi cabeza y mi corazón para estar receptiva a tanta obra y expresión creativa.
Siempre me voy con algo nuevo para reflexionar.
Besotes.

Alfredo dijo...

CALAMANDA: Coincido en la valoración contigo. A mí el video también me ha parecido interesante y me han quedado las ganas de conseguir la novela para poder hacerme una idea más amplia.

Un abrazo!!

*******

MIMI: Yo no pude ir a ver la muestra del MUSAC, y precisamente porque la has visto valoro más tu comentario, y lo que me cuentas del guía parece más culpa suya que de nadie, porque no tiene porque decirle al público que es lo que tiene que sentir o dejar de sentir. Por eso yo escapo de todos ellos, me impiden disfrutar con libertad.

Besos!!

********

CAS: Los amantes de la cultura es lo que tenemos, que nos gusta abrirnos a nuevas experiencias y romper los esquelas preestablecidos.

Besotes!!

ABEL dijo...

Excelente entrada Alfredo!
He recomendado de inmediato tu artículo a los amigos, que están haciendo guiones con flashbacks
Un abrazo

Alfredo dijo...

Gracias por la recomendación, espero que encuentren en el artículo algo que les pueda ser útil.

Saludos!!

Mayachihiro dijo...

Hola soy una persona que quedo fascinada de rondinone cuando tuvo la oportunidad de conocer una obra de él llamado sleep hace varios años en japón, la verdad es que jamás me había cautivado de tal manera como ese día que estuve mucho tiempo en el salón blanco con las fotografías, quería saber si tu me podrías informar sobre esa obra, que yo solo lo tengo en mi recuerdo y temo que se esfume y no encuentro nada de ello en internet...

gracias..

Maya

http://habitaciondemayachihiro.blogspot.com/

Mayachihiro dijo...

graciaas :) por responder, seguire viendo tu blog porque soy un poco lejana al arte, así que lo disfrutaré con tu blog gracias!!