domingo, 11 de enero de 2009

Secretos y mentiras (Secrets and lies, Mike Leigh, 1996)


La presencia de esta película en el Festival de Cannes de 1996 se saldó con un éxito más que notable, ya que salió de allí con la Palma de Oro y con el premio a la mejor actriz que se llevó Brenda Blethyn. Hasta ahora no había tenido la oportunidad de ver esta película y me parece que los dos premios, especialmente el segundo, son más que merecidos.

Mike Leigh da con Secretos y mentiras una lección magistral de cómo tratar los sentimientos humanos sin caer en el exceso, en el patetismo descontrolado, dejándonos una historia que camina por los caminos del melodrama con toques de comedia que ayudan a digerir una píldora de relaciones sociales, de secretos que tienen que salir a la luz, de mentiras que condicionan las vidas de los personajes, de la necesidad de tener algo a lo que agarrarse en el naufragio vital hacia el que todos parecen abocados, a excepción hecha de Hortense (Marianne Jean-Baptiste)


La película empieza con un funeral y se cierra con un cumpleaños, dos acontecimientos que marcan el inicio de la historia y su meta. A la muerte de su madre adoptiva, Hortense decide empezar el proceso que la lleve a encontrar a su madre biológica, que la abandonó nada más nacer en un hospicio sin llegar a saber si era niño o niña o que aspecto tenía. Esto tendrá su importancia ya que Hortense es negra y su madre una trabajadora blanca que vive en un suburbio industrial con su otra hija que tampoco conoce a su padre.

Cynthia (Brenda Blethyn) es la viva imagen de la derrota, una mujer de frágil equilibrio emocional que no logra tender puentes de entendimiento con su hija que también vive un momento de desorientación importante. Por otro lado, esta Maurice, hermano de Cynthia, casado con una mujer que sublima sus problemas en la decoración del hogar. Él fotógrafo empeñado en que sus retratados ofrezcan una sonrisa para inmortalizar un momento de falsa felicidad en un mundo en el que ésta no parece posible.


Con todo ello, Mike Leigh, un director inequívocamente británico, nos envuelve una historia de sentimientos, de encuentros, de personas que, de repente, tienen que enfrentarse con las verdades, con viejos pesos que les hundían los hombros que tendrán su punto culminante en una fiesta de cumpleaños que terminará siendo cualquier cosa menos una fiesta pero que servirá de catarsis y para que todos, por una vez, sean sinceros con sus sentimientos.

La sociedad que nos muestra el cineasta está cansada, ya no tiene fuerzas ni para fingir una sonrisa transformada en mueca, un mundo de personas que parecen haber nacido con un cansancio genético que les convierte en autómatas incapaces de darse un abrazo sincero o de decirse que se quieren.

8 comentarios:

carmensabes dijo...

Sabes?, la voy a ver...sí, tu lectura me ha convencido, parece tan real...como la vida misma...el mundo de los sentimientos parece que cuesta sacarlo a la luz ultimámente...ya te contaré mi visión de la peli...

Gracias

Alfredo dijo...

Espero que te guste. Espero que me cuentes qué ta ha parecido esta película tierna y dura casi a partes iguales, y en el que los sentimientos tienen un papel fundamental.

Besos!!

Sonrisa de luna dijo...

me la apunto¡¡ per son tantas las que tengo apuntadas, quem parece que estre un año entera para poder verlas todas, jajjajajajajaj

besitos y qu tengas un esplendoroso dia, muackkkkkkkkkkkkkkkk

CASANDRA dijo...

Recuerdo haberla visto en su momento de estreno por aquí. Aun recuerdo que me conmovió muchísimo y tus apuntes son muy precisos. Me gustó lo del cansancio genético: tal cual esa fue la sensación que trasmitían, a excepción de la protagonista (creo recordar). un abrazo.

Leonor de Aquitania dijo...

La vi en su momento cuando pasó por las salas asturianas, de cuando aún quedaban salas en Oviedo, y desde entonces soy fan de Brenda Blethyn.

Una película que te habla de sentimientos de tú a tú, de verdad.

Alfredo dijo...

SONRISA DE LUNA: Si te gusta el cine social británico, esta es una película que tienes que ver. Una película de personas y sobre personas, verdades y mentiras. Ya me dirás que te ha parecido.

Abrazos!!

*******

CASANDRA: Yo no la había visto hasta hace poco más de un mes y para mí fue una sorpresa muy grata. Un grupo de personajes agotados por la vida.

Besos!!

**********

LEONOR: Probablemente esta es una película de esas que habría que ir a ver a un ciclo de Cajastur, ciclos que parece que ahora están en peligro por la dichosa crisis. Coincido contigo en las dosis de verdad y en lo espléndida que está Brenda Blethyn, una actriz que tengo que reconocer que no conocía.

Nos vemos.

Anónimo dijo...

Me gustan las películas de éste estilo, no recuerdo si la ví pero, con el caos que llevo soy incapaz de recordarlo, a veces veo películas y hasta casi el final no me percato de que ya la había visto.

Saludinos.

Alfredo dijo...

Bueno, eso no es malo del todo, así las historias te parecen siempre nuevas y las disfrutas otra vez como si fuera la primera.

Besinos en la frente!!