domingo, 16 de noviembre de 2008

Mujeres abandonadas en un centro de arte

Bajo ese título genérico se oculta un ciclo de tres solos de danza contemporánea, que se llevan a cabo en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, en colaboración con Laboral Teatro, que “tienen como denominador común la reflexión sobre el cuerpo dentro de la interdisciplinariedad de las nuevas propuestas, y los nuevos lenguajes contemporáneos”, como se explica en el resumen del ciclo que ha tenido su primera actuación el pasado día 13 de este mes de noviembre, que seguirá el 11 de diciembre con Agnès de Claudia Faci, y se cerrará el 8 de enero con el espectáculo titulado Paradise 2. El sonido incesante de un árbol caído, de Rosa Casado y Mike Brookes.

El ciclo tiene el interés añadido de que al término del espectáculo, los espectadores pueden charlar distendidamente con los artistas y conocer los entresijos de su obra.

Rastro, un espectáculo de Estela Lloves, que lleva tres años interpretándolo, aunque, como ella misma reconoció, no ha tenido muchas funciones, le da vueltas a la idea de la muerte y del paso del tiempo, y tuvo su génesis en un momento en el que Estela vio como personas a las que apreciaba se iban muriendo con poco margen de diferencia, y eso le generó una serie de reflexiones acerca de la muerte de los otros y de la relación con el pensamiento acerca de la propia muerte.

De ahí que utilice huesos de vaca (eso lo sabemos después de que nos lo haya contado), con los que va trazando caminos, que marcan espacios, huesos de los que nace, desde los que montar un espectáculo catártico, en el que conjura sus estados de ánimo y que ha ido variando a lo largo de los años, incluso momentos antes de la representación gijonesa estuvo pensando en variar todo el esquema del espectáculo para potenciar la participación de los espectadores en el mismo.

Al final optó por una representación digamos convencional de un montaje críptico, en el que se dan la mano algunas de las obsesiones de la bailarina y coreógrafa, como los juegos con números y con palabras, un elemento, éste último, que fue incorporando paulatinamente a sus montajes como una evolución natural en su trayectoria como bailarina, nos dijo al final de un espectáculo en el que consigue momentos de una emoción muy profunda, mientras que otros nos hacen llegar una extrema violencia.

En el programa del espectáculo dice: “En su momento comencé a trabajar con la única idea de enfrentarme a la muerte cara a cara; primero a la de los otros, pero inevitablemente me encontré con la mía. Al principio comencé muy seria y me dio miedo, después claro deseé reírme de todo, y más tarde se despertó en mi una enorme ternura por todo aquello que me estaba pasando en ese encuentro. Sólo deseaba que la gente a mi alrededor pudiera tener la posibilidad de, enfrentándose a un tema tan duro como parece el de la muerte, comenzar a plantearse conciliar el pasado, para poder re-inventar su presente. La pregunta que me hacía es si Rastro podría invitar a alguien a aproximarse a esa reflexión.”

7 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Hola Alfredo!
Después del resfriado que pillamos en los madriles aquí regresamos para conocer a esta artista, Estela Lloves y su obra Rastro, de la cual no teníamos conocimiento, pero después de leer tu entrada ya nos ha atraído lo suficiente como para indagar más en su trabajo.
Te mandamos besos multicolores!!

Alfredo dijo...

Hola chicas. Malditos bichitos incómodos empeñados en visitarnos invierno sí, invierno también. Espero que ya estéis recuperadas. Es impactante asistir a este espectáculo de Estela Lloves, bailarina a la que yo tampoco conocía en absoluto.

Besos!!

carmensabes dijo...

Gracias por darnos a conocer este espectáculo, la verdad me apetece mucho ir, ya estoy en ello, tiene una pinta estupenda ..mucho arte...


besiños

Alfredo dijo...

La verdad es que yo también tengo ganas de ver los dos espectáculos que completarán este ciclo, cada uno de ellos pensado para una sala diferente del centro de arte, y poder charlar con las bailarinas después es de lo más interesante.

Abrazos!!

La Gata Coqueta dijo...

Hola Alfredo ya no me pasa como la semana pasada.

Asi que te recuerda a una canción de Arto algo de lo que puse, que te dio que pensar...

Ahora yo tengo amistad con Olga Mesa, que también estubo en la Laboral actuando y todo lo tramite con el cuerpo y de echo me gusto es muy buena.

Si la quieres ver te metes en GOOGLE y tienes toda la información que quieras.

La última vez que la he visto fue cuando la madre publico y me firmo una triologia de poesias ya que es una gran poeta, invitandome a cernar hasta altas horas de la noche, y con un grupo literario.

Y de echo fue hace poco tiempo cuando me dieron unos dias de permiso la vez anterior.

Bueno hermano lo ire dejando, que tu estas en la L y hasta la Z falta mucho y ya es martes.

Un besin para ti de mi desde Madrid.

Alfredo dijo...

A Olga Mesa la vi actuar las dos veces que vino a Asturias, una a Oviedo y la última a Gijón. De ésta última tengo colgado el comentario por aquí, y la verdad es que su trabajo me encanta.

Besos!!

CASANDRA dijo...

hacer catarsis con el cuerpo, con el arte....eso debieramos hacer todos, expresarnos y liberarnos. De alguna forma lo estamos haciendo en los blogs. Liberarnos de obsesiones y fantasmas a traves más de la sensibilidad y utilizar menos la agresividad. Me explico o esoy muy complicada??? jajaja un beso.