jueves, 20 de noviembre de 2008

Francis Alÿs (Amberes, Bélgica, 1959)


Si a cualquier artista es difícil encuadrarlo dentro de una etiqueta que nos sirva como una primera aproximación a su modo de hacer, a Francis Alÿs eso es prácticamente imposible por la gran variedad de procedimientos que utiliza para hacer llegar su mensaje a un espectador al que las más de las veces le cuesta sobreponerse al shock que provoca la obra de este belga cuyos estudios tuvieron que ver con la arquitectura, disciplina que estudió en su país natal y en Venecia. Desde 1987 está instalado en Ciudad de México.

Pintura, fotografías, dibujos, videos, instalaciones, acciones, son algunos de los lenguajes que Alÿs utiliza para dar forma a su obra artística, y a los que habría que unir los paseos, ese deambular por los espacios urbanos y que le sirven para entrar en contacto con el medio, detectar lugares, personajes peculiares, historias, distorsiones que luego le van a servir para llevar adelante algunas de sus celebradas acciones, que ya ha llevado a cabo en ciudades a ambos lados del océano.


En Ciudad de México, por ejemplo, entró en una tienda de venta de armas, adquirió una pistola y se fue a pasear por uno de los barrios más conflictivos de la ciudad, llevándola en la mano a la vista de todo el mundo, algo que no llamó la atención de la gente con la que se fue cruzando, mientras una cámara grababa el paseo. Después de un tiempo fue localizado por la policía y detenido, aunque les convenció para que le dejaran volver a salir a la calle para volver a grabar su deambular. Con ello quiso poner de manifiesto la invisibilidad que todos llevamos a cuestas en nuestro caminar diario por nuestras ciudades, en las que nadie presta atención a nadie, y asumimos con una total indiferencia cualquier tipo de actitud.

En otra ocasión recorrió las calles de La Habana equipado con unos zapatos capaces de atraer a cualquier objeto metálico, y en Copenhague caminó por sus calles durante una semana, cada día bajo el influjo de una droga diferente; en 2001 dejó a cinco pavos reales en la Bienal de Arte de Venecia, como una forma de ironizar sobre el mundo del arte y la pomposidad que le rodea.


Con ello el artista convierte a la ciudad en el marco referencial de la obra, a la que dota de un sentido del espectáculo, un lugar propicio para la aventura, sin dejar de lado el componente antropológico, como cuando el propio artista se va a una plaza donde se dan cita personas que ofrecen su trabajo y se identifican con un cartel alusivo a su profesión (fontanero, albañil…), y a los pies de Alÿs un cartel que pone “turista”, con un sentido de la ironía que tiene mucho de surrealista.

En esas acciones urbanas, Alÿs termina por encontrar elementos comunes entre Ciudad de México y Londres, fijándose en los repartidores de hielo de la ciudad azteca y los repartidores de leche de ciertos barrios de la capital británica, ya que ambos realizan acciones con elementos que no sabemos de dónde proceden, y que los vecinos se encuentran en sus casas prácticamente de forma anónima.


Otras veces trabaja con grupos de voluntarios como en el caso de Cuando la fe mueve montañas, cuando un grupo de personas equipado con palas se aplicó a la tarea de intentar mover una montaña de sitio, documentando la acción por medio de fotografías y de grabaciones de video.

“Sus diminutas telas y sus dibujos fragmentados y reconstruidos, realizadas unas y otros con materiales que podría calificar de “pobres”, rezuman frescura, ingenuidad aparente y humor mientras, desde su simplicidad y falta de trascendencia, exhalan un venenoso retrato del mundo y de cómo lo habitamos. Sus personajes, protagonistas de una fábula narrativamente fragmentada, interpretan ideas y pesadillas de la conciencia social: el profeta, el mentiroso, el guerrillero, la muchacha que camina acompañada, brazos a las respectivas caderas, por un esqueleto.” Mariano Navarro.

10 comentarios:

Bonsaimusic. dijo...

"Otras veces trabaja con grupos de voluntarios como en el caso de Cuando la fe mueve montañas, cuando un grupo de personas equipado con palas se aplicó a la tarea de intentar mover una montaña de sitio" Por simple curiosidad: ¿lo consiguieron?
Es un autentico placer leer tus posts porque detallas muy bien la obra del artista y la haces amena. Es como pillar unos cascos de un museo y dejarte llevar por el arte. Gracias.

Te mandamos besos felices.

Alfredo dijo...

Hola. Más que una montaña, como se puede ver en la foto fue más bien una especie de duna de gran tamaño y la incidencia no fue demasiado grande, pero se pudo apreciar.

Muchas gracias por las alabanzas, que me dice que estoy alcanzando uno de los objetivos que me marqué al inicio de esta aventura, que era el de compartir y acercar a otras personas el mundo del arte que tanto me gusta.

Gracias y buen finde!!

Fuga dijo...

Un personaje peculiar y atrevido que es capaz de desafiar con su actitud estaracias socidad tan hiCOMO pócrita y ciega que vivimos.
Gracias por acercarnos otras miradas.
DE MAYOR QUIERO SER COMO TÚ ;-), que vida social tan intensa, no parasssssssss.
Yo vengo de pasar unos días en una zona mágica de nuestra preciosa tierrina, no había cobertura de móviles, pero si internet por satélite, os leía por la tarde, después de unas caminatas...

Abrazos somedanos.

Alfredo dijo...

Las tierras de Somiedo... Magnífica elección para unos días de paz, tranquilidad y aislarse un poco de la rutina cotidiana. Seguro que has vuelto con las pilas cargadas a tope.

Gracias por mantener el contacto con este lugar, mucho menos mágico que Somiedo.

Besos!!

abraham dijo...

Sabes algo de su colaborador en la obra el colector Felipe Sanabria, yo solo me entere de una publicación de su obra en una revista. Me gustaría saber más de la obra de Felipe Sanabria

Alfredo dijo...

Abraham, lamento no poder ayudarte con tu petición. No tengo ningún dato sobre Sanabria. Lo siento.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola, quisiera saber si tienes información sobre esta foto, de la obra de Francis A., en la que aparece un vagabundo. seria de mucha ayuda, gracias. saludos

Alfredo dijo...

Te puedo decir que se titula o pertenece a la serie Fairy Tales (1995-1998)

Anónimo dijo...

Saben algo mas de la vida personal de Francis A. Algo de su vida privada algo de su vida amorosa o algo mas sobre la pintura de la Fabiola

Alfredo dijo...

En eso no le puedo ayudar.

Lo siento.