miércoles, 10 de septiembre de 2008

John Rankin Wadell (Glasgow, 1966)

“No toma prisioneros. Desde que sus fotografías irrumpieran en el año 1991 desde el telón de fondo de nuestras vidas, forma parte de nuestra realidad, nuestra historia, y si alguien me preguntara quien creo que puede ser el fotógrafo británico en activo más influyente, mi respuesta, en una palabra, sería Rankin” (Clifford Thurlow)

La historia profesional de este fotógrafo empieza cuando tiene 15 años y su familia se muda desde su Glasgow natal a Londres, después de una parada intermedia en Yorkshire. En la capital británica, Rankin entra en el London College of Printing, una institución en la que el artista afirma no haber “aprendido nada”, aunque, mirando el lado positivo, tenía un buen equipo fotográfico con el que “enseñarse a uno mismo como ser un emprendedor”. Y ese concepto va a ser muy importante en el desarrollo de la carrera profesional de Rankin, cuando no encuentre otra vía que la de sacar para adelante su propia revista durante los años de gobierno de Margaret Thatcher.

“Hubo una gran recesión después de los años de gobierno de Thatcher, no había dinero, nadie te daba trabajo”, ha dicho en alguna ocasión Rankin. Así, ante el desolador panorama, decide embarcarse en la aventura de editar la revista Dazed & Confused, que se convirtió casi de forma inmediata en la plataforma más importante de la fotografía innovadora de los años 90, mientras que crecía la fama profesional de Rankin por medio de sus excelentes retratos de todo tipo de personalidades de la música, el cine y la moda. Unos retratos con un sello distintivo de provocación, de acercamiento irreverente a la personalidad del personaje, divertidos y, con bastante frecuencia, con un contenido erótico.

Rankin reconoce que la fotografía tiene para él un alto contenido adictivo, y que nada le hace tan feliz como ver el mundo a través del objetivo de su cámara, que le ha servido para sacar a la luz una obra ecléctica, en la que combina un sentido del humor muy peculiar, el erotismo, y también obras destinadas a ganar dinero y reconocimiento.

Uno de los temas por los que destaca la obra de este autor, es el de los desnudos, que tienen poco de convencionales, ya que nos muestra cuerpos andróginos, difíciles de encajar en las taxonomías habituales en las que estamos acostumbrados a movernos. “Rankin es un contable arrepentido, que ha publicado numerosos libros de desnudos sin eludir la perspectiva andrógina del género. Es el caso de Emily, una joven cuyo torso de mujer desmiente la mirada pícara de chico malo que hace novillos en la escuela, en busca de aventuras poco inocentes”. (Arturo Arnalte en el artículo El cuerpo como ornamento, publicado en el número 109 de la revista Descubrir el Arte)

Tampoco el mundo del cine es desconocido para este autor, ya que tiene en su haber un corto titulado Perfect, que estuvo nominado a los premios británicos de cinematografía en el apartado de cortometrajes, y después rodaría el largo The life of the Saints, que se ha podido ver en diferentes festivales. Una película escrita por Tony Grisoni, que muestra una fábula moral violenta, lo que le asegura dos cosas: una audiencia minoritaria y la entrada en el capítulo de películas de culto.

“Me encanta lo que hago, y he venido trabajando para tener la libertad de hacer exactamente lo que quiero hacer”

6 comentarios:

Comandante von Diviesoff dijo...

Que prsonajes mas siniestros, el del cerdo esta logradisimo, y el del angrogino no menos.

Monik dijo...

Brutal este Rankin...Me encantan estos post sobre artistas fotográficos...Gracias Alfredo!!

Alfredo dijo...

JESÚS: Ciertamente unos personajes de lo más inquietante y con sentido del humor al mismo tiempo. el tratamiento de los cuerpos es espectacular.

*******

MONIK: Gracias a tí por seguir visitándome. Un fotógrafo impresionante, y tremendamente original.

Besotes!!

Marc dijo...

Estimado Alfredo,
Te escribo desde el portal Homines.com, he leído varios de tus textos en este blog y tratas temas muy interesantes. Por lo que me gustaría ponerme en contacto contigo.

Me gustaría que me facilites un correo para poder escribirte. Puedes contactarme a través de nuestro formulario:
http://www.homines.com/actualidad/autoformulario.htm

En todo caso, enhorabuena por tu web.

Un saludo,
Marc

Fuga dijo...

Coincido plenamente con el autor, :
Rankin reconoce que la fotografía tiene para él un alto contenido adictivo, y que nada le hace tan feliz como ver el mundo a través del objetivo de su cámara,
Otra vez gracias por acercarme a fotógrafos que desconocía.

Que me gusten ya es otra historia ;-)

Saludinos.

Alfredo dijo...

FUGA: Reconocer la calidad de algo aún a pesar de que no coincida con nuestro gusto, es un paso muy importante, y que demuestra un buen nivel de inteligencia.

Besos!!