lunes, 8 de septiembre de 2008

Avigdor Arikha (Bukovina, Rumanía, 1929)


“El arte basado en la observación lo crean, sin a priori y sin apoyos, la mirada y la mano a partir del natural, es decir 'sur le motif', como decía Cézanne. Su objetivo no es decorar, como el ornamento, ni documentar, como la imagen, sino que nace de una necesidad profunda para retener lo vivido” (Avigdor Arikha)

Hijo de padres judío germanohablantes, Avigdor Arikha vivió en carne propia, junto con su familia, la persecución a la que la Alemania hitleriana sometió a los judíos antes y durante la II Guerra Mundial. Su familia fue deportada a campos de trabajo ucranianos en 1941, en los que su padre moriría, mientras que él lograba salvar su vida gracias a sus dibujos. Y es que desde muy pronto, Arikha (apellido que le daría uno de sus maestros en sustitución del familiar Dlugacz, ahora traducido al arameo), mostró una buena predisposición hacia el arte (a los 9 años hizo sus primeros retratos). El caso es que, en 1944, los dibujos que hizo sobre las condiciones de vida en los campos de concentración llegaron a manos de los delegados de la Cruz Roja, quienes se estaban haciendo cargo de niños huérfanos para llevarlos a Palestina. Así fue como su hermana y él lograron salir de aquel infierno.

Pero las dificultades para el joven Arikha no terminaron ahí, ya que su nuevo hogar se enrolaría en el Haganah, el embrión del ejército israelí, y tuvo que combatir en la primera guerra árabe-israelí. Gravemente herido, los médicos lo dieron por muerto y lo enviaron al depósito de cadáveres, donde una enfermera logró avisar a su hermana, y ésta convencer a los médicos para que le operaran, logrando salvar milagrosamente su vida.

Entre 1946 y 1949, entró a estudiar en un centro que seguía las enseñanzas de la Bauhaus, lo que le convertía en un centro educativo de vanguardia. Era la Bezazel School of Arts and Crafts, para luego irse a estudiar a París con una beca gubernamental, ciudad en la que reside actualmente.

En esos primeros años 50, Arikha empezará a ser conocido en los ambientes artísticos por su labor como ilustrador de textos de Rilke y Gogol, entre otros, para entrar de lleno en el terreno de la abstracción con una serie de cuadros marcados por su experiencia en los campos del terror, con una pintura oscura, que revela la tormenta interior que se mantenía viva en su imaginario particular.

Explora ese camino hasta que llega a la conclusión de que ha llegado a un punto más allá del cual no encuentra nada, y ahí se genera una crisis que le llevará a abandonar la pintura en el año 1965, volviendo de nuevo a sus orígenes dibujísticos y al grabado, tomando sus motivos del natural, algo esencial para entender su evolución en años posteriores, además de dedicarse a estudiar Historia del Arte. Según cuenta el propio pintor, esta decisión la toma después de ver en el Louvre el cuadro de Caravaggio La resurrección de Lázaro, un cuadro que muestra el manierismo hacia el que derivó la pintura italiana de ese momento, algo que él considera que también se estaba produciendo en el arte de los años 60.

Empezó pidiéndole a su mujer que le sirviera de modelo, y aunque sus primeros intentos de volver a pintar del natural no fueron fructíferos, su empeño terminaría por cristalizar en 1973, año en el que se sintió con ganas y fuerzas para regresar a la pintura. Desde entonces, Arikha, no ha dejado de reflejar en sus cuadros la realidad que le rodea y tomada de una forma directa, rápida (no más de dos sesiones), en la que cada obra es un retrato en sí mismo, independientemente de que se trate de un paisaje, un desnudo, o lo que sea. Es una pintura que Samuel Beckett, calificó de “una heroicidad en soledad”. Es una obra que captura el instante de una forma férrea, en la que los retratados, en algunas ocasiones, juegan con el espectador ocultándose y utilizando los espejos para mirarnos a nosotros, porque, en cierta medida (y creo que esto es válido para cualquier obra de arte), la obra nos mira a nosotros. Se entabla un juego de miradas sutil, brillante, lleno de significados, hasta dar a luz una suerte de diálogo mudo, de cruce de significados.

8 comentarios:

CASANDRA dijo...

trabajando, corriendo como merece un lunes!!!! pero no puedo dejar de pasar por tu blog y darme una bichadita. Ya el primer cuadro lo compro, lo pido prestado o te lo robo: me encantó!!!! (AMPLIANDO EL COMENTARIO DEL POST ANTERIOR: seguramente hay muchos caballeros de basta cultura que pasan por tu blog, no puede ser de otra manera, con lo que ofreces tú, pero este público femenino que tanto te admira lo debe cohibir, jajaja. Vamos hombres de buena voluntad: dejad comentarios!!!!!) Agrego algo: tu blog es de un tono serio, maduro, culto, informado, formal, etc. pero yo me siento como en casa y por lo tanto dejo este tipo de comentario tan descontracturado. Vale? cariños

Monik dijo...

Me ha recordado un poco a Van Gogh... no crees??

Besotes!!

Alfredo dijo...

CASANDRA: Vas a conseguir que me salgan los colores con esa generosidad tan tuya. Yo encantado de que te pases por aquí y encuentres algo de interés, y gracias por el llamamiento a los posibles lectores masculinos que pueda tener, pero, como compruebo empíricamente cada vez que voy al teatro, a una exposición o un acto literario, los hombres somos una inmensa minoría en esos eventos.

Esa frase en la que dices que te sientes como en casa, me ha gustado especialmente, y por eso tu comentario, como todos los demás, estén más o menos estructurados, son totalmente pertinentes y acogidos con alegría.

Besos desde el festivo Día de Asturias!!

************

MONIK: Recuerdo lejano en todo caso, y algo perceptible en el autorretrato que he puesto, pero más allá yo no lo veo.

Besotes!!

La Gata Coqueta dijo...

No te lié siquiera el post, estaba haciendo algo en el mio vi que ibas a Grao mañana por ayer, y si me hubiese dado cuenta te diría... ponerse en el centro del parque y mirar hacia donde yo dijese y verías donde yo nací... jajajjjjjj
Solo recordar y decirme que estarías por ahí me super ilusiona... hoy es lunes día de Covadonga y el sábado estuve de despedidas y estuve un poco a mi aire.
Muchos besos querido amigo por pensar en mi, te los envió hoy desde Canarias.

CASANDRA dijo...

pues entonces....VIVA ASTURIAS!!!

La Gata Coqueta dijo...

Has puesto un post muy bonito, nos vale para conocer a artistas "nuevos" que no teníamos ni idea de su existencia.

Y por lo menos cuando vuelva a salir su nombre te das cuenta de quien es y de donde era.

Mucho besinos y abrazo de corazón.

Fuga dijo...

Hoy si me gusta ;-), especialmente el del espejo, sabes que me encantan???, no para mirarme eh???, me gusta ver la vida reflejada en ellos, la naturaleza, las carreteras, hasta las gafas de sol las uso para reflejar, los ríos, los charcos, te parece que estoy un poco , ejem....

Gracias por mostrarme otras visiones y ampliar mi cultura, un placer pasar por tu acogedora casa.

-----------------
Me gusta que te guste Pablo, benditos blogs, yo le descubrí en uno de ellos, me enamoró el "Último vals", lo que hablamos de la belleza en la tristeza.

Un abrazo musical

Alfredo dijo...

GATA COQUETA: La pena de visitar Grao en domingo es no poder quedarse a disfrutar del mercado que llena de vida sus calles.

Yo siempre digo que si por algo merece la pena saber o tener algún conocimiento sobre alguna cosa, es para poder compartirlo.

Gracias y espero que te estés pasando genial por las Canarias!!

*********

CASANDRA: Un día de fiesta especial para nosotros.

Besotes!!

FUGA: Casualidades, una amiga me había hablado alguna vez de este cantautor, pero nunca le había prestado mucha atención, hasta que el otro día me encontré el disco en la biblioteca y lo saqué por curiosidad. Así funcionan las cosas.

Los cuadros que en los que aparecen espejos siempre contienen en sí mismos un misterio especial, son como ventanas a eso que queda fuera de la vista, muestran lo que se esconde a nuestra vista.

Abrazos!!