viernes, 25 de mayo de 2007

Manhattan (Woody Allen, 1979) (I)

Capítulo primero: Él la sentimentalizaba desmesuradamente. Para él, sin importar la época del año, aquella seguía siendo una ciudad en blanco y negro que latía a los acordes de las melodías de George Gershwin.

Si en la gran mayoría de las películas de Allen la ciudad de Nueva York, y más concretamente el barrio de Manhattan, tiene una presencia fundamental, en este caso la ciudad es un protagonista más, en ocasiones, el principal, y por sus calles discurren las vidas de los seis personajes.

Una ciudad en la que se reúnen lo mejor y lo peor, la cultura más sofisticada con la televisión más populista, en un entorno urbano que tiene mucho de alienante en el que se generan unas relaciones personales difusas, donde el sexo se ha convertido en algo de trámite alejado del compromiso personal, todo disfrazado por una pátina intelectual que busca justificar unas conductas que no conducen más que a la confusión, a la trivialización, a iniciar relaciones con una rapidez sólo comparable a la velocidad con la que se aparcan, y sólo una adolescente de 17 años tiene las ideas claras, sabe lo que quiere y va a por ello y se resiste a perderlo.


Todo rodado en blanco y negro al servicio de la ciudad de la que supo sacar lo mejor y rodar algunas de las escenas de mayor belleza visual de todas cuantas se han rodado en Nueva York, dando lugar a un fresco ciertamente memorable de la ciudad y de sus gentes.

El protagonista es Isaac, personaje al que da vida Allen, un cuarentón atrapado en un trabajo de guionista de televisión que no soporta, que tiene una relación con una adolescente a la que intenta mantener alejada de él, con un apartamento plagado de ruidos extraños, una ex mujer lesbiana que publica un libro acerca de su matrimonio con él (vida sexual incluida), y una incipiente relación con una periodista tirando a snob y amante de su mejor amigo.

Relaciones de ida y vuelta, despersonalizadas como la gran ciudad, relaciones que son como las atracciones de una feria, en la que todas tienen algo de divertido hasta que pasa un tiempo, nos aburrimos o entramos en la monotonía y entran las ganas de pasar a otra, en un carrusel que parece que no va a detenerse nunca.


Siento verdadera pasión y una gran devoción hacia la ciudad de Nueva York y creo que en la película se la ve de la forma más hermosa que se ha visto nunca en el cine. Cuidamos mucho la fotografía y creo que es realmente impresionante. Eso dijo Allen de su película.

La película tuvo dos nominaciones a los Oscar, una para Mariel Hemingway como mejor actriz secundaria, y al mejor guión, firmado por Woody Allen y Marshall Brickman. La banda sonora con temas de Gershwin termina de componer una película de una belleza extraordinaria y con un punto conmovedor que la han convertido en todo un clásico.

Capítulo primero: Él sentía demasiado románticamente Manhattan. Vibraba con la agitación de las multitudes y del tráfico. Para él, Nueva York era: bellas mujeres y hombres que estaban de vuelta de todo.

8 comentarios:

harry-o dijo...

Hola.
Manhattan es mi pelìcula favorita de Woody Allen. Todos los años, curiosamente por navidad, la veo... esta circustancia se ha convertido en un saludable hábito.
En 1979 era yo un joven universitario bastante impulsivo, mientras Allen, en el film, tenía mas de cuarenta años, dos matrimonios fracasados y salía con una jovencita. Ahora Allen permanece inalterable en su papel y yo rondo los cincuenta convertido desde hace bastante en un padre de familia numerosa. Ver la película y sentir como pasa el tiempo me produce un peligroso vertigo que soporto contemplando el rostro de Tracey.
Un saludo.

Luna Agua dijo...

No he visto esta pelicula. La verdad Allen no me atrae mucho pero quizás por ser prejuiciosa con su contenido tan cosmopolita de la ciudad de EEUU.
Peco de eso y me culpo.


La buscarè y la verè.


Saludos

Luna De Abril dijo...

AYY!! Alfredo!!... cómo estás??...vos...Dios!!! con ese post de "seducción y redención"....¡que me hacés pensarr!! jeje..... estoy muy engripada...para hacer tarabajar mis neuronas...jaja....ando..sin muchas fuerzas...sin mucho ánimo....y estuve mirando y leyendo más de don Otto Dix..en la web...y me re gustaron algunas de sus pinturas..que ya te diré cuáles...ahora..me voy ir a dormir...jeje... desconoc´
ia completamente a este artista...y tu post..me generó curiosidad...muy bueno!
Y ya tengo dos pelis..apuntadas..para el finde...a pesar de que hoy fué feriado acá... ni ganas de salir al video...tenía para alquilar una peli! je...Después te contaré que ví....Y encim no soy muy amante de Woody...¿será que mucho no lo entiendo?...ya se sabe que tiene un "humor-ironía" especial..no?...eso que he leído algo-poco-mucho sobre Woody....para ver.."qué onda"....pero nosé...no me "atrapa" ....Ví una que tenía el título..."mi mamá"...o algo así...y no me acuerdo mucho de qué trataba... pero con tus comentarios... esta peli...parece re linda... igual..la dejaré para otro momento...jajaja!
Besos, espero que sigas bien!!
ha! Y Cuando quieras..sabés que podes pasar por "mi corazón"....besotes!

Scissorhands dijo...

Soy una incondicional de Allen. Sencillamante me encanta su cine. He visto la gran mayoria de sus peliculas (entre ellas esta, muy buena) y no todas porque es un cineasta muy productivo, va a pelicula por año, pero soy de esas que vamos no me pierdo un estreno, aunque en sus ultimas peliculas se nota una evolucion/involucion, no sabria decir. Peliculas de él que me encantan y que recomiendo: Misterioso asesinato en Manhattan, Annie Hall, La maldicion del escorpion de Jade, Desmontando a Harry, Maridos y mujeres, Hannah y sus hermanas, Granujas de medio pelo... y muchas mas que bueno, tengo que forzar la memoria para recordar. Pronto publicare algo sobre él en mi blog. Saludos y recuerden les esperamos a todos en:
www.ennuestraconstelacion.blogspot.com

Alfredo dijo...

no soy un fan de woody allen, pero esta cinta es muy interesante, es new york en su estado puro....

saludos!!

Alfredo dijo...

Hola Harry. Si es curioso que sea precisamente en Navidad cuando vuelves a ver esta peli. Comparto contigo el hecho de que determinados acontecimientos, comentarios o lo que sea, te devuelven de pronto la conciencia de los años que ya has vivido, y apreciar una belleza como ya lo hicimos antes es una buena manera de aguantar el tirón.

Un saludo, bienvenido, y la puerta queda abierta.

Luna agua, no es pecado que no le encuentres el punto atractivo al cine de Allen. Para unos genio y para otros pedante y aburrido. Esta es una película ligeramente diferente, con un gran protagonismo de la ciudad, aunque la ironía es marca de la casa y la disección que hace de las relaciones humanas, sobre todo las que tienen que ver con el sexo y el amor, hacen que merezca la pena.

Luna de abril, espero sinceramente que ya te hayas recuperado del resfriado. Ya se sabe que el otoño es una estación propicia para las visitas sin avisar de los virus gripales y también para la melancolía.

Me alegro que hayas descubierto a Otto Dix y que te haya gustado. Es un pintor de esos que no deja indiferente, lo mismo que Allen, al que en Estados Unidos hacen mucho menos caso que aquí en Europa donde sus películas siempre tienen muy buena acogida. Tampoco es preocupante que no le cojas la onda a Allen, son cosas que pasan y yo también tengo directores con los que no puedo.

Cuídate y recupérate pronto!!

Hola Scissor, quedo a la espera del post que pongas sobre Allen. Comparto contigo pasión por este director y es verdad que el empeño de filmar una película por año, no siempre genera un buen producto, porque también tiene películas que me parecen impropias de su talento, pero es lo que tiene ser tan prolífico, que no siempre se puede estar a la altura.

Un saludo y nos seguimos visitando.

Alfredo desde Chile, para un futuro arquitecto las vistas de la ciudad de Nueva York, las calles, los parques, los edificios, son elementos más que interesantes de una película en la que la ciudad es un protagonista más.

De arquitectura espero ocuparme muy pronto en este blog, porque noto que es una parte que me falta. Seguramente, empezaré por La Bauhaus.

Saludos desde España!!

Gracias a todos.

nonasushi dijo...

Que grande. Gracias por el post. Siempre es bueno recordar a los grandes genios.

Saludos

Alfredo dijo...

Gracias Nonasushi. Siempre es un placer revisitar a los genios y hablar sobre ellos, y cuando el gusto es compartido con un montón de gente entonces ya no se puede pedir más.

Un saludo desde este norte para mí y sur para tí. Todo es relativo.