lunes, 11 de abril de 2011

Treme. Primera temporada (David Simon y Eric Overmyer, HBO)




Bajo el nombre del barrio negro de la ciudad de Nueva Orleans, el tandem de guionistas y el canal que nos regalaron The Wire, nos dejan ahora una nueva joya en forma de serie, Treme.

En 2005 el huracán Katrina golpeó con toda su fuerza de categoría 5 a la que es, probablemente, la ciudad más peculiar de los Estados Unidos. Esa ciudad en la que se dan la mano lo español, lo francés, lo anglosajón y lo nativo, en un crisol espectacular que tiene su máxima expresión en la música.

Tres meses después del huracán un grupo de personas busca rehacer sus vidas, recuperar ese mundo golpeado por la fuerza de la naturaleza primero y por la indiferencia de las administraciones, después. Un barrio roto, de casas destruidas, de vidas destrozadas, de desolación pero también de esperanza. Un lugar en el que la verdad puede llegar a ser una carga demasiado pesada, en el que todos siguen en estado de shock y en el que “follar es follar, pero la música es algo personal”, como le dicen a una de las protagonistas cuando le explica a una amiga que quiere irse a tocar con otros músicos y seguir manteniendo la relación sentimental.


Y ahí está la clave, en la música. La esperanza toma forma musical, casi habría que hablar más bien de músicas, porque por la serie desfilan desde la música cajun, al blues, el jazz y todos esos sonidos que han convertido a Nueva Orleans en la ciudad que es, con un ritmo de vida más parecido al mediterráneo que al propiamente anglosajón.

Música que acompaña todos los momentos de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte, en un barrio en el que la música se asoma a todas las esquinas poniendo algo de luz en medio de la desolación, e Indian Red se convierte en una muestra de respeto impresionante. Las bandas de viento y percusión toman las calles, abren el Mardi Grass, y por Saint Joseph los desfiles de jefes indios acompañados por sus séquitos toman las calles sin luz.


En medio del sufrimiento, de la angustia, de la dureza de una vida cotidiana en la que conseguir tener agua, luz o un techo reparado se convierte en toda una odisea, ante la que no está permitido rendirse, aunque los hay que no pueden evitarlo y escapan de la ruina de sus viviendas y negocios, pero también de la propia ruina emocional provocada por el huracán.


Una serie que es una cita obligada para todos los amantes de la música de esa parte de los Estados Unidos, y por la que pasan músicos como Alain Toussaint, Kermit Ruffins, Cassandra Wilson o Elvis Costello por citar solo algunos. Si lo que hace especial a Nueva Orleans son esos momentos especiales que no se pueden vivir en ningún otro lugar de los Estados Unidos, Treme nos regala momentos musicales inolvidables.

Treme es otro claro ejemplo de que la buena televisión es absolutamente posible.

3 comentarios:

Monik dijo...

Tiene que estar buenísima esta serie...pero dime donde se puede ver?

Balamgo dijo...

Muchas gracias,Alfredo,por la buena sugerencia.
Abrazos.

Alfredo dijo...

Echarle un vistazo ya veréis como os lleváis una gratísima sorpresa.

Besos!!