martes, 26 de abril de 2011

Gonzalo Rojas

El pasado 25 de abril moría en Santiago el poeta chileno Gonzalo Rojas que en 2003 había recibido el Premio Cervantes de Literatura, un premio que se venía a unir a la larga lista de distinciones que logró Rojas a lo largo de su vida.

Latín y jazz


Leo en un mismo aire a mi Catulo y oigo a Louis Armstrong, lo reoigo

en la improvisación del cielo, vuelan los ángeles
en el latín augusto de Roma con las trompetas libérrimas, lentísimas,

en un acorde ya sin tiempo, en un zumbido

de arterias y de pétalos para irme en el torrente con las olas

que salen de esta silla, de esta mesa de tabla, de esta materia

que somos yo y mi cuerpo en el minuto de este azar

en que amarro la ventolera de estas sílabas.

Es el parto, lo abierto de lo sonoro, el resplandor

del movimiento, loco el círculo de los sentidos, lo súbito
de este aroma áspero a sangre de sacrificio: Roma
y África, la opulencia y el látigo, la fascinación
del ocio y el golpe amargo de los remos, el frenesí
y el infortunio de los imperios, vaticinio
o estertor: éste es el jazz,
el éxtasis
antes del derrumbe, Armstrong; éste es el éxtasis,
Catulo mío,

¡Tánatos!

*****

Los cómplices

Te decía en la carta
que juntar cuatro versos
no era tener el pasaporte a la felicidad
timbrado en el bolsillo,
y otras cosas más o menos serias
como dándote a entender
que desde antiguamente soy tu cómplice
cuando bajas a los arsenales de la noche
y pones toda tu alma
y la respiración
perfectamente controlada,
por mantener en pie tus rebeliones
tus milicias secretas
a costa de ese tiempo perdido
en comerte las uñas, en mantener a raya
tus palpitaciones
en golpearte el pecho por los malos sueños,
y no sé cuántas cosas más
que, francamente, te gastan la salud
cuando en el fondo
sabes que estoy contigo
aunque no te vea
ni tome desayuno en tu mesa
ni mi cabeza amanezca en tu pecho
como un niño con frío,
y eso no necesita escribirse.

*****

Muchachas

Desde mi infancia vengo mirándolas, oliéndolas,

gustándolas, palpándolas, oyéndolas llorar,
reír, dormir, vivir;
fealdad y belleza devorándose, azote
del planeta, una ráfaga
de arcángel y de hiena
que nos alumbra y enamora,
y nos trastorna al mediodía, al golpe
de un íntimo y riente chorro ardiente.

5 comentarios:

Monik dijo...

Me encantan tus post versados!! :D

PACO HIDALGO dijo...

Detalle el tuyo de recordar hoy a este gran poeta chileno con sus versos, Premio Cervantes. Me llégó el primer poema: "Latín y Jazz". Saludos.

Alfredo dijo...

MONIK: Gracias y a mi me encanta que haya personas que disfruten con ellos :)

Un abrazo!!

*******

PACO: Rojas es uno de esos seres humanos que gracias a su talento se ha ganado la inmortalidad. A mí también me gusta mucho ese poema.

Abrazos!!

Balamgo dijo...

Un homenaje merecido a Gonzalo Rojas, otro gran poeta chileno.
Has acertado con los poemas que has puesto, me gustan mucho.
Abrazos.

Alfredo dijo...

En este caso es muy sencillo escoger, porque cualquiera de su poemas es una pequeña gran obra de arte. Gracias.

Un beso!!