martes, 6 de agosto de 2013

Maya Goded, una mirada sobre México



Si uno quisiera ponerse a desgranar solo algunas de las contradicciones con las que convivimos todos los días en nuestras sociedades, sería poner en pie un cuestionamiento total de las que consideramos como bases de nuestra civilización, de la forma que tenemos de relacionarnos con los demás, y, sobre todo, de fijar moldes de comportamiento y prejuicios basados en construcciones culturales más o menos artificiales, más o menos construidas a la medida.


Esas bases son las que remueven las fotografías de la mexicana Maya Goded, una mujer que a sus 43 años ha visto como su obra ha sido reconocida internacionalmente con varios premios, además de formar parte de la prestigiosa Agencia Magnum.


Por el objetivo de Goded pasan personas desfavorecidas de su país, desde las olvidadas comunidades negras de las zonas de Guerrero y Oaxaca, o las prostitutas de la Plaza de la Soledad de Ciudad de México. Ambientes ambos definidos por la violencia, por la persistencia de prácticas patriarcales muy profundas, y en las que las mujeres son los principales objetos de violencia.


Presas esas mujeres en la dicotomía entre el rol fuertemente definido por la sociedad patriarcal y profundamente religiosa, que exalta con fuerza los valores de la maternidad y de la virginidad, y se condena a aquellas mujeres explotadas en el submundo de la prostitución, poniendo de manifiesto la contradicción existente entre el respeto a las madres propias y el desprecio a mujeres que también son esposas y madres y despreciadas por una sociedad de la que son su producto.


Maya Goded se implica en la vida de las personas a las que retrata, se sumerge en su mundo para obtener así unas imágenes en las que destaca la complicidad con las retratadas, sacando así un plus de verdad de unas mujeres capaces de enfrentarse a todo, como destaca Maya, muy fuertes y que en medio de situaciones poco propicias son capaces de exhibir un gran sentido del humor, una inusitada alegría de vivir.


Situación que se troca en desesperanza casi absoluta, así lo ha dicho la propia fotógrafa, cuando se trata de la realidad de Ciudad Juárez, un lugar en el que dice haber notado el odio hacia las mujeres en las miradas masculinas del lugar y en la que se sintió en peligro por el mero hecho de ser mujer. Un lugar en el que se palpa el dolor de las madres y de toda la gente de bien, y en el que parece no haber ningún tipo de esperanza.


“Me gusta hablar de como las mujeres de México, las prostitutas, están criando a sus hijos porque en el fondo están educando a futuros hombres, pero esos hombres, muchos de ellos, van a ejercer violencia sobre las mujeres. En esa mezcla de sentimientos y esas dificultades es en lo que estoy interesada. A través de mi fotografía busco los límites y cuestiono la sociedad y el mundo y mis propios valores. Para mí la fotografía es eso, un intento de entender, de aprender sobre lo que me rodea”. (Maya Goded)

Más información: Excelsior, Magnum, Framed Magazine.

1 comentario:

Edel dijo...

Excelente, muy bueno.