miércoles, 12 de enero de 2011

Thomas Schütte (Oldenburg, Alemania, 1954)


“Al situar las figuras por encima del punto de vista del espectador, Schütte subraya la distancia insalvable que nos separa de ellas una vez que asumen el papel del Otro.”

“Las maquetas de Schütte abarcan un amplio espectro de tipologías constructivas: tribunas o miradores, villas y estudios, casas para una sola persona (lugares para el retiro solitario y rural), una gasolinera y un búnker. Presentadas sobre mesas que indican metafóricamente una especie de no lugar, connotan una sociabilidad que se repliega hacia el interior, un estilo de vida privado y retraído que contrasta con el compromiso con el espacio social que sirve de premisa a los monumentos y memoriales del artista.”

“Aunque desde que empezó a exponer internacionalmente Schütte ha sido considerado ante todo escultor, sus primeros pasos los dio en el terreno pictórico. En 1975, tras terminar el curso de orientación de la Academia de Arte de Düsseldorf, se apuntó a las clases de pintura de Gerhard Richter.”


“En Große Mauer, obra compuesta por unos 1.200 “ladrillos”, pequeñas pinturas abstractas realizadas en un lenguaje gestual, el soporte arquitectónico es una parte integral de la identidad y la función de la pieza, mientras que el efecto ilusorio enmascara ingeniosamente la noción de arte relacionado con el lugar.”

“A mediados de los años noventa, se concentró en el motivo de la figura femenina recostada. En un primer momento abordó este insólito tema, que luego generaría gran cantidad de obras en bronce, aluminio y acero, a través de estudios de cerámica ejecutados con rapidez. Consciente, por supuesto, de que es imposible recobrar un ideal por medio de la imitación y de que, por el contrario, rehacer equivale a desfigurar, Schütte ha seguido jugando con un sofisticado concepto de parodia, burlándose de sí mismo, como se pone de manifiesto en su reciente trío de perros fantásticos.”


*******


“Lo importante es el proceso, el trabajo de indagación, el puro juego. Lo suyo es cuestionar la obra de arte, crear mundos ambiguos, en palabras de Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía.”

“A lo largo de toda su vida, Schütte ha tocado todos los soportes: acuarelas, fotografías, escultura, pintura, instalaciones, maquetas arquitectónicas....Sus grandes series son un compendio de todos los formatos y de múltiples fuentes de inspiración (la pintura antigua, la arquitectura). Todo son historias inacabadas y cargadas de humor.”


*********


“Yo puedo trabajar con todo tipo de técnicas, herramientas y materiales. Pero no atiendo a fórmulas. De alguien como Claes Oldenburg se puede aprender mucho, por ejemplo. De un boceto sobre cartón se puede lograr algo monumental. Además de eso, yo no le tengo miedo al color, como le sucede a muchos escultores. Ni le temo al tamaño.”

“Me gusta trabajar la cerámica. La prefiero al plástico o a otros materiales nuevos. También me gusta el grabado, a pesar de que hace unos años casi se dejó de hacer. Para mí es más fácil que lo digital.”


6 comentarios:

Monik dijo...

Me han encantado las figuras de alumino. Además siempre me ha llamado la atención las creaciones aumentadas en escala como por ejemplo los tajos de sandía...Creo que ser pulgarcita por un día sería fascinante no crees? ^^

Alfredo dijo...

Estas escalas también nos ponen ante nuestra propia insignificancia, nos recuerdan que somos lo que somos y nada más, aunque pensemos que por ser humanos somos lo máximo de la evolución.

Por otro lado, nos coloca al nivel de los niños, sobre todo los más pequeños, que deben de ver las cosas así de abajo hacia arriba, y seguro que todo les parece más grande, o mejor decir, nos parecía.

El cambio de escala ciertamente es fascinante e inquietante al mismo tiempo.

Un abrazo!!

Balamgo dijo...

Una vez más una maravillosa lección de arte.
Me han gustado mucho lo de la sandía.
Abrazos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Esta obra con sus distintas facetas y materiales me produce una sensación de sarcasmo solitario, de burla en los espacios, de propuestas donde hay que poner de tu parte para quedarte...absolutamente espectante. Los artistas que no dejan su obra totalmente "explicada" me resultan los más interesantes. Por otra parte, siempre, incluso en las supuestamente "cerradas" se crean lecturas según los ojos.
Lo último que me dejó inquieta y fascinada fueron las dos pinturas de Hopper, como era de esperar. En Fundación Mapfre Madrid, exposición: Made in USA. también la monográfica del fotógrafo John Gutmann.
Abrazos, amigo.

Alfredo dijo...

BALAMGO: Gracias otra vez. Las sandías me transmiten la sensación de algo lúdico, casi como si llegaran de los mundos de Gulliver.

Un beso!!

********

NATALIA: Este es un autor que da mucho juego a la imaginación y a que cada espectador ponga su mirada en multitud de puntos de vista.

No conozco al fotógrafo que mencionas, así que me pondré a ello.

Saludos!!

maite dijo...

El año pasado vi la exposición del Reina Sofía y la verdad es que me encantó.
Hice luego una crítica para una asignatura de la carrera.
La verdad es que me sorprendió bastante este artista :)
buenos recuerdos me has traído con tu actualización!

un saludo